Los jubilados venezolanos acumulan dos meses de retraso en sus pensiones

Los isleños retornados de la ´Octava Isla´ denuncian que no han cobrado la paga del mes de junio

02.09.2015 | 03:54
Los jubilados venezolanos acumulan dos meses de retraso en sus pensiones

Los jubilados venezolanos residentes en el Archipiélago denuncian que cobran sus pensiones con dos meses de retraso, por lo que apuntan que todavía no han percibido la paga del mes de junio. Esta situación lleva repitiéndose desde principios de año, tal y como adelantó la opinión de tenerife, debido a la escasez de divisas que sufre la Octava Isla.

Estos pensionistas, -canarios que emigraron a Venezuela y trabajaron allí durante años y también venezolanos que han establecido su residencia en el Archipiélago-, declaran que el problema al que se enfrentan desde hace varios meses, lejos de solucionarse parece que se perpetúa.

De esta opinión es el coordinador de Voluntad Popular en Canarias, Máximo Díaz-Estévanez, quien aseguró que el tiempo en el que la gente cobraba un día fijo "es cosa del pasado". Este venezolano apunta que incluso cuando el Gobierno venezolano tenía liquidez "siempre solía existir un retraso de 15 días".

El principal motivo que está provocando que los jubilados afincados en Canarias no estén cobrando correctamente sus pagas es la falta de divisas a la que se ha enfrentado el Gobierno de Nicolás Maduro durante los últimos meses. Este es el motivo por el que el Ejecutivo venezolano tiene dificultades para realizar los pagos en el exterior. "La principal razón para que se haya dado esta situación es la caída continuada del precio del petróleo, además del alto endeudamiento del estado y la corrupción administrativa", señaló Díaz-Estébanez.

Por eso, los jubilados venezolanos no confían en que esta situación pueda resolverse pronto e intentan enfrentarse de la mejor manera posible a estos continuos retrasos. Sin embargo, estos aplazamientos conllevan muchos problemas a los pensionistas residentes en el Archipiélago. Díaz-Estébanez apunta que incluso hay compatriotas que han tenido que recurrir a préstamos personales para hacer frente a los pagos cotidianos.

Esta situación afecta a alrededor de un millar de personas que tienen que enfrentarse cada mes a la incertidumbre de no saber si van a cobrar su pensión, cuya cuantía media ronda los 700 euros.

El coordinador de Voluntad Popular en Canarias también destacó que ni la Embajada de Venezuela ni el Consulado han podido darles una solución a este problema, a pesar de que hace unos meses, el responsable de las pensiones de la Embajada de España en Venezuela se comprometió a trabajar para corregir los retrasos en los pagos.

Pero las complicaciones que ocasiona la falta de liquidez del Estado venezolano no la sufren solo los jubilados, ya que los estudiantes becados que estudian fuera del país también están teniendo dificultades para poder cambiar su dinero.

Este es el caso de Carolina Wagner, una estudiante venezolana que está realizando un doctorado en la Universidad de La Laguna (ULL). Wagner manifestó que su problema está lejos de solucionarse. Esta aspirante a doctora lleva desde noviembre del año pasado intentando convertir de bolívares a dólares el dinero que recibe por su beca de estudios, para poder sacarlos de su país. El Centro Nacional de Comercio Exterior le aseguró en su momento que su petición quedaba paralizada "porque había prioridades para la nación". Hoy, casi un año después, Wagner sigue sin poder acceder a su dinero.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine