La emisión de permisos de conducir cae un 53% en el Archipiélago desde 2008

Canarias es una de las comunidades donde más ha descendido el número de nuevos carnés

01.09.2015 | 02:00
Un vehículo de autoescuela realiza una práctica en Santa Cruz de Tenerife.

Canarias es una de las comunidades en la que más ha descendido la expedición de permisos de conducir desde el comienzo de la crisis. En concreto, desde 2008 el número de personas que consigue sacarse el carné de conducir se ha reducido un 53%, según un estudio elaborado por PONS Seguridad Vial.

Junto al Archipiélago, los mayores desplomes correspondieron a Andalucía, donde la expedición de nuevos permisos ha descendido un 59%, y Extremadura, que registra una caída del 60%. La Comunidad de Madrid, por su parte, registró un descenso del 51%, mientras que en Cataluña la bajada fue algo inferior, del 48%.

Por debajo de la media nacional, destaca la menor caída en los últimos seis años de las Islas Baleares, un 31%, junto a las del País Vasco y La Rioja, ambas con un 43% de descenso en los permisos aprobados.

Sin embargo, en 2014 se aprecia un cambio de tendencia ya que frente a 2013 los permisos tipo ´B´ subieron en España en más de 15.000, lo que representa un 3,3%, y los "A", vinculados a las motocicletas, lo hicieron en más de 11.000 lo que supone un 12% más. En conjunto, la expedición de permisos creció en 2014 un 4,2% hasta los 659.240 durante el último año.

Para la directora general de PONS Seguridad Vial, Shara Martín, la explicación hay que buscarla en las consecuencias de la propia crisis, pero también al cambio de prioridades y valores de las nuevas generaciones junto a las consecuencias de otra crisis, la de natalidad, que hace que España tenga hoy muchos menos jóvenes que en el pasado.

"Hoy Internet y el despegue de la economía colaborativa, con aplicaciones como BlaBlaCar o Uber y que los jóvenes hoy prefieran comprarse un smartphone que sacarse el carné son factores a tener en cuenta para concluir que difícilmente volveremos a las tasas de 2008 con casi de un millón y medio de permisos", señala.

En este sentido, apunta que las nuevas generaciones, con un compromiso más profundo sobre el medio ambiente, "también están configurando un cambio de paradigma en la movilidad de las personas, apostando muy fuerte por el uso de medios de transporte público, los sistemas de coche compartido o la bicicleta".

Asimismo, la apertura de centros de formación vial subió un 16% desde el inicio de la crisis, el año 2008, mientras que la expedición de permisos de conducción en España ha descendido una media de un 52%.

De este modo, de las 5.147 autoescuelas en activo en 2008 se ha pasado a 5.971 centros de formación vial en 2014, a los que hay que sumar el crecimiento de las secciones de las autoescuelas, que alcanzaron 9.197 el año anterior frente a las 8.883 de hace seis años, un 4% más.

La provincia de Santa Cruz de Tenerife está entre las regiones donde más se han incrementado estos centros. En concreto, la provincia tinerfeña ha registrado una subida del 33% en el número de autoescuelas.

Para Shara Martín, "la propia crisis económica explica esta aparente paradoja económica entre caída de permisos y subida de centros de formación, ya que el cierre de oficinas de grandes autoescuelas ha supuesto el despido masivo de muchos profesores que han tomado los últimos años como alternativa profesional el autoempleo".

Martín también señala que la realidad de la crisis y la apertura de nuevas oficinas ha supuesto una mayor competencia que también ha tenido como consecuencia la caída continuada en los ingresos por los servicios de formación destinados a la obtención de permisos de conducción.

Tras el análisis realizado en los centros consultados, de los 781 euros de media para la obtención del permiso B en una autoescuela durante 2008 y estimando una media de 20 prácticas, se ha pasado a una media de 604 euros por la misma formación, lo que supone un 22,6 por ciento menos que hace seis años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine