Solidaridad

La familia de Eidher inicia otra recogida de fondos para continuar su tratamiento

El niño tiene que volver en octubre a Boston para someterse a varias operaciones

30.08.2015 | 04:02
La familia reunida al completo después del regreso de la madre, Jessica, y los dos niños, Indira y Eidher, de Boston.

Los padres de Eidher, Jessica Portillo y el cómico Juanka Hernández, iniciarán durante las próximas semanas una nueva campaña de recogida de fondos que permita que el niño pueda continuar tratándose en Boston, Estados Unidos. El pequeño acaba de regresar del Children´s Boston Hospital después de permanecer tres semanas ingresado para que los especialistas le realizaran un estudio completo. Pero el tratamiento aun no ha terminado, el menor necesita viajar de nuevo a la ciudad estadounidense para someterse a varias operaciones.

Su madre asegura que todavía no se puede dar una cifra concreta de lo que costará todo el procedimiento, pero mantiene que se están barajando varias fórmulas para que el precio sea lo más asequible posible. Aun así, asegura que tendrán que volver a pedir colaboración, para cumplir el sueño de terminar el tratamiento del niño en esta ciudad americana.

Eidher logró viajar a Boston gracias a la solidaridad de miles de personas, que aportaron los 250.000 euros necesarios para el niño pudiera someterse a un primer estudio en este hospital especializado. El pequeño padece una extraña enfermedad y su caso es único en el mundo. Se trata de una alteración genética, Trisomía Parcial del Cromosoma 3 46XY, que afecta a prácticamente todos los órganos de su cuerpo. El Children´s Boston Hospital era su única oportunidad, pero estaba fuera del alcance del bolsillo de esta familia, por lo que sus padres se volcaron para conseguir que su hijo pudiese acudir a tratarse a este centro estadounidense.

Finalmente, Eidher viajó a esta a principios de este mes. En esta primera expedición, el pequeño se ha sometido a una multitud de pruebas que ayudarán a definir el tratamiento que debe seguir de aquí en adelante. "Los diez primeros días fueron muy intensos, le hicieron una batería de pruebas y el estudio que llevábamos tanto tiempo esperando", explicó su madre.

Nutrición y bioquímica

Durante este periodo, el niño comenzó a seguir un tratamiento "para mejorar sus condiciones de nutrición y bioquímica" y de esta manera prepararlo para las cirugías a las que tendrá que someterse dentro de poco. "Se trata de operaciones muy complicadas y había que esperar un tiempo para realizarlas; para mi era imposible quedarme en Boston por cuestiones económicas, así que volvimos", expuso.

Pero Eidher no será el único beneficiario de este amplio estudio médico que le han realizado en Boston. "Los médicos esperan poder utilizar los resultados que obtengan de estas observaciones en otros niños que presenten algún tipo de problema", afirmó su madre.

Eidher contó en este primer viaje con un acompañante muy especial, su hermana Indira, de siete años. Portillo mantiene que el papel de la niña ha sido fundamental. "Me decía ´mami lo estás haciendo muy bien´", apunta esta madre coraje. Portillo asegura que Indira adora a su hermano "es su pasión", por lo que su presencia en Boston ayudó mucho al pequeño a sobreponerse de las duras pruebas físicas a las que lo estaban sometiendo.

Portillo argumenta que durante el viaje ha sentido una mezcla de muchas emociones. "A pesar de ser una experiencia agotadora "estoy muy contenta porque el tratamiento ya se está dejando notar", apunta. El niño ha cogido peso, gracias a la dieta especial que sigue y que le prepara cada día su madre.

Jessica Portillo argumenta que muchos especialistas de las Islas no se mostraban de acuerdo con la dieta que ella le daba a su hijo, "pero en Boston me han dado la razón y me han dicho que no se la cambie". Eidher además se siente ahora más fuerte y poco a poco va mejorando su calidad de vida, aunque todavía queda mucho por hacer.

Esta experiencia no fue dura sola mente para los miembros de la familia que se trasladaron con él a Boston. El padre del pequeño, el cómico Juanka Hernández, comentó que han sido las tres semanas más largas de su vida. "Estaba deseando que volvieran y tenía muchas ganas de ver a mis pequeños", apuntó.

Ahora la familia está reunida, pero esperan que sea por poco tiempo, porque el viaje de Eidher aun no ha terminado. Sus padres confían en que pueda viajar dentro de unos meses a Boston a seguir con el tratamiento.

Sin embargo, este segundo viaje de Eidher no será como el primero. "No podemos posponerlo hasta que consigamos reunir el dinero, la situación es bastante grave y el niño tiene que operarse cuanto antes", sostiene Portillo. A pesar de esto, Eidher "como el campeón que es siempre está sonriendo", apunta su madre. El niño siempre mantuvo una actitud muy buena en el hospital.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine