El 'zorro de fuego' se muda a la Isla

Loro Parque inaugura en otoño un espacio destinado a acoger a dos hembras de panda rojo

23.08.2015 | 04:08
El 'zorro de fuego' se muda a la Isla

Son unos animales adorables, o "carismáticos" como los define el biólogo de Loro Parque Fundación, y protagonizarán la próxima exhibición del zoológico tinerfeño. Se trata de los pandas rojo, un mamífero inclasificable en una especie concreta pero similar a los mapaches o los hurones. El recinto para recibirles ya está en construcción en Loro Parque y espera para este otoño la llegada de dos ejemplares hembras de lo que en Oriente se conoce como f firefox. (zorro de fuego)

La especie, procedente de países como China, India y Nepal, está amenazada por la caza furtiva y destrucción de hábitat, por lo que forma parte del Programa Europeo de Especies en Peligro (EEP). Tiene presencia en varios zoológicos del continente, a los que ahora se sumará Loro Parque. El biólogo explica que la institución se lleva preparando para este proyecto más de un año "porque las particulares condiciones de la especie hacen que el Programa realice un control estricto".

La alimentación que forma parte de la dieta del panda rojo y el espacio en el que instalarlo son las dos cuestiones principales sobre las que el EEP pone la lupa, según comenta Rafael Zamora, que alega que "hasta que no se cumplan los requisitos no se permite la instalación". Al respecto, en lo primero que se puso manos a la obra el equipo de Loro Parque fue en la alimentación: "El firefox come brotes de algunas plantas, huevos de pájaros y algún invertebrado, bayas, frutas y hongos pero es fundamental el bambú".

Esta especie vegetal no se encuentra en Canarias, por lo que se ha tenido que cultivar en la finca que tiene para este fin el zoo tinerfeño, "especialmente las variedades concretas de las que se alimenta el panda rojo", puntualiza Rafael Zamora.

Una vez que se ha dado el visto bueno por parte del comité europeo, comenzaron las obras del recinto que albergará en principio a dos hembras. Justo frente a Kinderlandia, se trata de un área que recrea su hábitat natural, como es habitual en Loro Parque. "En este caso hay que reproducir el ambiente selvático propio de China o la India", añade el biólogo de Fundación Loro Parque quien concreta que este reto incluye no solo la vegetación o la decoración sino también el clima.

"El panda rojo vive con temperaturas frías aunque les gusta el sol, por lo que el Puerto de la Cruz es ideal", resume Zamora, quien indica que "en el caso de que haya un día de calor habrá un sistema de micro aspersión que reduce la temperatura e incluso se podrá simular niebla". Un pequeño lago para que disfruten del agua y un enorme árbol forman parte del recinto que estará a la vista del público a través de un cristal de 1,70 metros. "Este animal no salta más de un metro y 20 centímetros", aclara el biólogo, quien informa además de que el peso habitual oscila entre los cuatro y los nueve kilos.

Este hábitat además servirá para que el ejemplar logre el color rojizo de pelaje que le caracteriza, puesto que según indica el responsable de Loro Parque Fundación "en zoológicos con un ambiente más diferente al suyo natural presentan un color más pálido". Ayudará, o eso defiende el biólogo, la dieta que tiene preparada o más bien la fórmula elegida por Loro Parque para alimentar a los animales.

Explica Zamora que "se trata de una especie que come dos veces al día pero que, por su propia condición, debe buscarse por sí mismo el sustento para mantenerse activos" así que en lugar de preparar cacharros con la comida, los cuidadores depositarán el menú en el propio recinto para que los ejemplares la busquen. "Además, es importante que no sea siempre en el mismo lugar como un sistema de mantener sus condiciones lo más parecidas a su entorno natural", señala.

Así será a partir del próximo otoño. Por el momento las obras del nuevo hogar del panda rojo en Tenerife van a buen ritmo y se espera su conclusión a mediados del próximo septiembre. Para disfrutar de los dos primeros ejemplares de firefox habrá que esperar un poco más, aunque Zamora no se aventura a dar una fecha. "Los animales se tienen que trasladar en unas condiciones de temperaturas concretas, más frías de lo que es normal en Canarias en septiembre", indica el biólogo quien apunta además que tras su llegada deben pasar un período de cuarentena, en el que estarán controlados por el equipo veterinario del parque.

Todo ello se realiza con la vigilancia del EEP, que es el organismo encargado de garantizar no solo la protección de la especie sino además las condiciones de su reproducción. Tal es así que el comité responsable de este programa ha seleccionado a los dos ejemplares que vivirán en Tenerife, procedentes de Kingusssie Highland Wildlife Park y del Paradise Wildlife Park, ambos en Reino Unido. "Cuando ambas hembras alcancen la madurez, el EEP decidirá si acogemos a un macho para facilitar la reproducción de la especie", concluye Rafael Zamora.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine