Gastronomía

Llenar la copa con cientos de euros

La vinoteca de El Gusto por el Vino atesora una fortuna líquida en su cava con botellas de algunas de las bodegas más exclusivas del mundo que llegan a costar cerca de 5.000 euros

21.08.2015 | 14:24
Penfolds Grange, considerada un icono de la viticultura australiana.

Es como la caja fuerte de un banco, pero aquí la fortuna no se acumula en billetes sino en botellas. Hace falta poner una clave para que se abran las puertas. Dentro, la temperatura se mantiene constante en 14 grados y la humedad relativa oscila entre el 60 y el 80%. Son las condiciones óptimas para que las creaciones de las bodegas más exclusivas del mundo envejezcan sin sobresaltos. La cava de la vinoteca El Gusto por el Vino atesora los vinos y champagnes más selectos que pueden comprarse en la Isla. Algunas de sus referencias llegan a venderse por casi 5.000 euros.

El sumiller de la tienda, Christian Lorenzo Álvarez, se siente en el paraíso rodeado de los vinos más codiciados de España, Francia, Italia, Hungría y Australia. Según explica, su prestigio deriva de la extensa trayectoria de las bodegas a las que pertenecen, que las ha hecho merecedoras de reconocimiento mundial y de las más altas puntuaciones en las guías especializadas.

Entre las reliquias españolas la más exclusiva es el tinto crianza L´Ermita, de la bodega Álvaro Palacios. Pertenece a la Denominación de Origen (D.O.) Priorato y la añada 2010 consiguió 99 puntos sobre 100 en la guía el gurú del estadounidense Robert Parker. El precio de la botella ronda los 1.000 euros, aunque desciende a los 790 en las añadas 2006 y 2007.

En representación de la D. O. Ribera del Duero está la bodega Dominio de Pingus. Se da la paradoja de que su tinto Pingus es el vino español más buscado, vanguardista y uno de los más caros y lo produce un danés, Peter Sisseck. En la tienda, las botellas de las distintas añadas superan los 950 euros y al ser uno de caldos de moda, junto con L´Ermita, sus precios no dejan de subir.

Como referencia de bodega puntera de Ribera del Duero descansan sobre las estanterías los Vega Sicilia. Son, según explica Christian Lorenzo Álvarez, "tintos de corte más clásico" y rondan los 300 euros.

La D. O. Rioja tiene en la bodega Familia Eguren su representante "puntero". En la cava hay tres referencias: Amancio, La Nieta y Finca El Bosque. Si bien su precio no es tan alto, ya que oscila entre los 103 y los 200 euros, el sumiller afirma que "son de una calidad enorme".

En la cava de El Gusto por el Vino las botellas más mimadas son las de francés Petrus. Se trata quizás del más mítico y codiciado de los grandes vinos del mundo. Este Burdeos se produce en la región de Pomerol y la añada 2007 alcanza los 1.971 euros por botella. Según el responsable de la vinoteca, quienes gastan cantidades tan elevadas en un producto como este Petrus "son gente que sabe mucho de vinos o bien que sin saber tanto se siente atraída por su precio".

Las variedades de uva de estos elixires varían según la región. Los Ribera y los Rioja utilizan en su mayoría tempranillo y tinto fino. En Priorato la más extendida es la garnacha y en los franceses predominan la merlot con algo de cabernet sauvignon "para dar estructura", señala el sumiller.

Australia está representada por el Penfolds Grange. Elaborado con uva syrah es uno de los pocos vinos con 100 puntos en la Guía Parker y se vende por 421 euros.

Entre las referencias de blancos solo tienen espacio en la cava distintas marcas de Sauternes (dulces franceses) por 900 euros y los húngaros Tokay, de 300 euros. La botella más cara de la tienda es la edición especial homenaje a 007, de 1999, del champagne Bollinguer, que cuesta 4.545 euros. En tanto, los champagnes de la marca Krug rondan los 3.000 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine