Canarias recicla cada año unas 5.600 toneladas de aceites industriales usados

El consumo en el Archipiélago de este tipo de lubricantes asciende a 10.000 toneladas anuales

19.08.2015 | 13:44
Una operación habitual de cambio de aceite en un vehículo.

En Canarias se consumen cada año más de 10.000 toneladas de aceites industriales. El consumo de estos lubricantes, tanto en los vehículos como en los procesos y maquinarias industriales, viene generando en esta región alrededor de 5.600 toneladas de aceites usados anuales. Se trata de un residuo peligroso y con un alto potencial contaminante, de cuya gestión se encarga Sigaus, que garantiza un servicio universal de recogida en todos los puntos generadores, que en Canarias ascendieron a más de 3.500 establecimientos durante 2014, repartidos en 85 municipios. El 44% de estos puntos productores fueron talleres mecánicos.

Durante 2014, las empresas fabricantes adheridas a Sigaus (que representan un 90% del mercado total) comercializaron en el Archipiélago 10.627 toneladas, representando el 3,82% del total puesto en el mercado nacional. El mayor consumo se dio en automoción, con 5.947 toneladas comercializadas (representando el 56% del total). Por su parte, la industria absorbió 4.614 toneladas (43,4%) de producto lubricante, mientras que otras 65 toneladas (0,6%) se destinaron a otros usos, como ferretería, ciertos usos en aeronáutica o uso doméstico (lubricante multiusos, pequeña herramienta, compresores o engrase de cadenas, por ejemplo).

Estos aceites industriales están presentes en muchos ámbitos tanto de la vida cotidiana, asociados –a nivel individual– a la utilización de turismos, motocicletas, vehículos comerciales o electrodomésticos, y en actividades empresariales de todo tipo, desde el transporte de mercancías y personas, maquinaria de obra y construcción, o toda la industria en la que se utilizan compresores, turbinas, transmisiones o engranajes. La demanda de aceites industriales se encuentra por ello muy diversificada empresarialmente y, como consecuencia, muy dispersa geográficamente.

Durante su utilización, estos lubricantes se degradan originando sustancias peligrosas y metales pesados que se producen por la exposición a altas temperaturas y presión dentro de los motores, máquinas y procesos donde se utilizan. Sin embargo, estos aceites usados pueden aprovecharse en su totalidad, a través de los tratamientos disponibles actualmente en España: la regeneración, que permite obtener aceites base para formular nuevos lubricantes, y el tratamiento para fabricar un combustible de uso industrial, alternativo al fuel óleo.

El pasado año Sigaus, a través de su red de gestión, recuperó y recicló 5.617 toneladas de aceite industrial usado recogido en 3.580 establecimientos productores distintos de Canarias, repartidos en 85 municipios (en los que habita el 100% de la población canaria), llevando a cabo alrededor de 7.600 operaciones de recogida. La cantidad de aceite usado recuperada es, al menos, similar a la estimación de la cantidad generada, teniendo en cuenta que el aceite industrial, durante su uso, pierde algo más de la mitad de su volumen.

En términos de generación, el 74% del residuo se produjo en grandes focos (términos municipales que generan más de 100 t/año), y que suponen tan sólo 16 municipios. En cambio, un 5% del aceite usado provino de forma muy dispersa de pequeños núcleos rurales (localidades con menos de 30.000 habitantes y menos de 100 hab/km2), en total 28 municipios, que representan el 33% de los municipios totales atendidos, y en los que se ubican el 7% de los establecimientos a los que Sigaus dio servicio en Canarias.

De ellos, el sistema de recogida articulado por Sigaus llegó a 18 municipios rurales de pequeño tamaño (menos de 5.000 habitantes), en los que se recogieron 97 toneladas. Aunque es una cantidad menor en el contexto de toda Canarias, supone un volumen significativo de residuo con un elevado potencial contaminante.

Otro ejemplo de la dispersión en la generación del aceite usado es que se realizaron recogidas en 42 municipios considerados por la UE como "zona desfavorecida" por sus condiciones de montaña, en los que se atendió a 2.518 puntos productores de este residuo.

Por tipologías de productor, según los datos registrados por el sistema de información tecnológico de Sigaus, el 44,2% de los establecimientos en los que se prestó servicio fueron talleres mecánicos (1.583 talleres), siendo además la actividad de mayor generación de aceite usado en esta comunidad (45% del total recogido). El resto de las recogidas tuvieron lugar en otro tipo de actividades que, sin embargo, sumaron cerca de 2.000 puntos productores de muy diversa índole, como industria, agricultura, comercio, transporte o construcción.

De la cantidad total recuperada en Canarias, el 60,6% (3.402 toneladas) fue destinado a procesos de regeneración.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine