El móvil también se va de vacaciones

El hotel Vinnci en Buenavista ofrece un paquete para desintoxicarse de la tecnología por unos días

09.08.2015 | 09:50
Una de las piscina del hotel Vincci en Buenavista en donde los clientes que opten por esta oferta pueden relajarse sin estar pendientes del móvil.

El verano es la época de descansar, relajarse y salir de la rutina diaria, pero también puede ser un buen momento para desconectar de las nuevas tecnologías. Los móviles y otros dispositivos digitales están cada vez más presentes en la sociedad, pero estas herramientas que facilitan la comunicación y el trabajo pueden acabar convirtiéndose en aparatos que a veces impiden disfrutar del tiempo de descanso y hasta pueden llegar a convertirse en una adicción.

Revisar los correos electrónicos, recibir mensajes de la oficina o realizar algún trámite a través de internet, son solo algunas de las actividades que gracias a los dispositivos móviles pueden realizarse en cualquier lugar. Sin embargo, esta facilidad ocasiona muchas veces una sensación de dependencia de estos aparatos y surge la necesidad de olvidarse de ellos.

Por esto, cada vez son más los hoteles que ofrecen paquetes vacacionales en los que se incluye una "desconexión digital" que permite al cliente descansar también de las nuevas tecnologías, aunque solo sea durante algunos días.

En Tenerife, el hotel Vincci Selección Buenavista incluye entre sus ofertas un programa Digital Detox. El director del hotel, Ignacio González, afirma que desde hace un tiempo habían identificado la necesidad de algunos clientes de alejarse por un tiempo de las nuevas tecnologías. "Nos hemos dado cuenta de que vivimos demasiado conectados en nuestra vida diaria, antes solo teníamos un teléfono y ahora tenemos un montón de dispositivos y pocas oportunidades de alejarnos de ellos", explicó.

La fórmula es sencilla. Entregar los aparatos electrónicos en la recepción del hotel y prepararse para pasar unos días sin escuchar el sonido del móvil. "Incluso hay quien nos ha pedido que retiremos la televisión de la habitación", añadió González.

El establecimiento ofrece además una imagen que el cliente puede colocar en sus perfiles en las redes sociales en la que se puede leer #Cerrado por Detox, que evidencia que el usuario está sometiéndose a una cura digital.

El hotel vende uno o dos paquetes a la semana y su responsable aseguró que cada vez tienen más demanda y que personas de todo tipo recurre a esta oferta. "No es solo para empresarios, hoy en día casi cualquier persona tiene una sobrexposición a la tecnología", argumentó, algo que hace esta oferta apta para todos los perfiles. González aseguró que a esta fórmula recurren tanto extranjeros como peninsulares y cada vez más canarios.

González se mostró seguro de que se trata de un servicio que acabaran ofreciendo la mayoría de los hoteles. "La promoción de este tipo de paquetes se está globalizando, la dependencia digital está siendo un problema en casi todo el planeta", expuso.

De esta manera, que el recepcionista pregunte al cliente si quiere dejar su smartphone en recepción acabará siendo uno de los muchos servicios que ofrecerán los establecimientos hoteleros. "Va a acabar aflorando en todos los hoteles, al principio tampoco existía la animación o los miniclub, pero debido a la demanda se han extendido; con esto pasará igual", mantuvo.

A pesar de que la mayoría se toma en serio esta cura digital, el responsable del hotel apuntó que un 15% de los clientes no logra resistirse y sucumbe al reclamo de las nuevas tecnologías. "Nos dicen que tienen que sacar la tarjeta de embarque o que ha ocurrido algo urgente", explicó. Y el hotel no se impone y devuelve los dispositivos a aquellos que lo solicitan. "Es algo completamente opcional", aclaró González.
Elegir para un retiro tecnológico la zona de la Isla Baja tiene aparejado además una serie de beneficios extras. "Es un lugar muy verde, en el que recomendamos hacer senderismo y nuestro programa permite salir a dar un paseo sin saber la hora que es", expone.

"Siempre digo que por aquí solo tenemos cuatro ruidos: los pájaros, la brisa, las fuentes y el mar", argumentó González, por lo que la sensación de relax es aun más intensa.

El responsable de este establecimiento hotelero del norte de la Isla apuntó que la gente se sorprende de todo lo que se puede hacer en un día sin las continuas consultas al móvil. "Hubo una clienta que nos aseguró que en una semana se había leído dos libros; estaba encantada", afirmó.

González opinó que uno de los mayores problemas de la sociedad de la información que existe en la actualidad es que las personas no saben diferenciar entre el trabajo y el tiempo de ocio. Las horas laborales se diluyen durante el día con la consulta de emails, llamadas de la oficina y mensajes solicitando atención. "Aun estando de vacaciones te llevas el trabajo contigo", argumentó. Así que el paquete ofrecido por Vincci Selección Buenavista da la posibilidad de dejarlo olvidado en la recepción.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine