Las familias gastarán una media de 450 euros por hijo para la vuelta a las clases

Las asociaciones de padres piden más subvenciones para afrontar el desembolso de septiembre

09.08.2015 | 02:00
En el Corte Inglés el sistema de reserva evita ese paseo interminable que ahora los padres recorren entre perchas de uniformes, mochilas y papelería.

La cuesta de agosto nada tiene que envidiar a la de enero. Cambios normativos y reivindicaciones de editoriales y libreros al margen, lo cierto es que este mes se hace demasiado largo para los bolsillos de las familias que deben afrontar antes de que se inicie el curso el próximo 9 de septiembre los elevados gastos de la vuelta al cole. Una media de 450 euros por hijo entre libros de texto, material escolar y en muchos casos uniforme es lo que coinciden en señalar tanto desde la Federación Insular Tinerfeña de Asociaciones de Padres de Alumnos (Fitapa) como por parte de la Asociación de Libreros de Tenerife. "Más o menos lo mismo que el año pasado", resumen los representantes de ambos colectivos.
Es solo una media, porque cada familia y cada lista interminable de requisitos del colegio lo complican. "Es un pastizal", resume Ester González mientras compra algunas de las piezas del uniforme para su hija de siete años. De hecho, aunque sus dos hijas mayores cursan estudios superiores, sabe lo que supone vaciar los bolsillos durante cada verano: "Unos 900 euros, solo en libros". Es decir, alrededor de 300 por niña.

Más uniformes, material escolar, mochilas,... Por eso no es de extrañar que las familias reclamen más ayudas. "Deberían aumentar las subvenciones porque ahora lo basan todo en los desempleados y en realidad para todos los padres es un gasto importante", indica Ester González.

Al respecto, el presidente de Fitapa, Eusebio Dorta, señala que "es necesario que la Administración pública plantee más inversión porque agosto y sobre todo septiembre son meses duros para las familias por un desembolso importante". Pero no todo es el bolsillo, puesto que según sus palabras, "las preocupaciones de los padres y madres en la vuelta al cole son muchas".

Eusebio Dorta define la situación de este año como de "total incertidumbre", cuestión que achaca a la aplicación de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce). "No sabemos qué va a hacer la Consejería canaria de Educación porque aunque aseguran que están en contra lo cierto es que la ley es de obligado cumplimiento", explica el presidente de Fitapa.

El problema de la nueva normativa radica en el previsible cambio de curriculum de las asignaturas lo que repercute directamente en la adquisición de libros de texto "con lo que los centros escolares se encuentran con un banco de manuales derivados de las ediciones anteriores del programa de uso gratuito de libros y que podrían ahorrarse este año los críos".

El programa se mantiene vigente en la Administración canaria aunque con restricciones respecto a su inicial carácter universal. En estos momentos se efectúa para aquellos estudiantes que tienen necesidades económicas y según fuentes de la Consejería de Educación con una dotación de 75 euros para alumnos de primero y segundo de Educación Primaria.

Además, para este curso se ha hecho una dotación extraordinaria a determinados centros, en función de los alumnos inscritos en el programa de desayuno escolares, que precisamente son los que tienen acreditadas sus dificultades económicas.

A la Asociación de Libreros de Tenerife no le convence demasiado este sistema ya que según argumenta su presidenta Remedios Sosa, "el modelo anterior, con una tarjeta con la que se adquiría en las librerías es más beneficioso para todos" y recuerda que "este año se ha notado el retraso porque los negocios tienen que esperar a que se manden las listas por centros para pedir los libros a las editoriales". Además, pese a que admite que "los libros son caros", insiste en que el precio lo marca la editorial".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine