La ULL reclama 15 millones para modernizar sus edificios

El rector alerta de la difícil situación económica de la Universidad después de años de recortes y apela a la colaboración entre instituciones para aumentar los fond

07.08.2015 | 03:50
La ULL reclama 15 millones para modernizar sus edificios

El estado de los campus de la Universidad de La Laguna se ha visto deteriorado por el paso del tiempo y por la reducción de fondos destinados al mantenimiento. Es el argumento del rector de la institución académica, Antonio Martinón, para reclamar más fondos a la Administración pública. De hecho, cumpliendo con el programa con el que ganó las elecciones a Rectorado el pasado mayo, el catedrático de Matemáticas anuncia que la Universidad de La Laguna (ULL) está elaborando un plan de choque para hacer frente al estado de sus infraestructuras por un importe de unos 15 millones de euros.

Antonio Martinón afirma que "sin la ayuda de las instituciones públicas no será posible abordar este plan, que sólo pretende realizar las actuaciones más urgentes para garantizar la seguridad y potenciar la accesibilidad", por lo que apela al Gobierno para que en la elaboración de los presupuestos de la Comunidad Autónoma que se está "en discusión", se atienda "la necesidad de una más potente financiación de las universidades públicas".

El rector señala que la acumulación de los recortes económicos durante los últimos años ha producido una "muy delicada situación en las universidades" y añade que no pretende ignorar que la crisis ha afectado a todos los sectores".

En ese sentido, el catedrático de Matemáticas apunta a que durante las elecciones autonómicas del pasado mes de mayo los diferentes partidos políticos que concurrieron a los cominicios expresaron que la educación sería prioritaria en sus modelos de gobierno. Al respecto, entiende que esa prioridad "debe tener ahora una real efectividad en los presupuestos".

Aunque el rector se refiera al sistema nacional de educación superior, pues todas las universidades han padecido recortes en sus presupuestos, Martinón puntualiza que el caso de la institución lagunera es especialmente sangrante, especialmente después de que el Gobierno de Canarias suprimiera el plan de inversiones que contemplaba una partida plurianual específica para infraestructuras y que se quedó a cero.

A partir de entonces, el centro académico afrontó los gastos de obras con el presupuesto anual, lo que implica que la ULL "lleva varios años sin realizar el mantenimiento ordinario de sus edificios e instalaciones", indica la institución en un comunicado en el que añade que por este motivo "las actuaciones que se hagan resultarán más gravosas a medida que aumente el retraso". Es decir, que el hecho de que no se haya realizado un mantenimiento adecuado de las instalaciones implica que todas las intervenciones que se necesiten a partir de ahora supondrán un esfuerzo financiero mayor.

Pero además se une el hecho de que, por la propia antigüedad de muchos de los edificios de la Universidad tinerfeña, se requerirán obras de mayor calado e incluso nuevas edificaciones que vengan a paliar el deterioro de los campus. Es por ello que el rector anuncia la elaboración del plan de choque, documento que según avanzaba tras ser elegido rector de la ULL se redactará atendiendo al mayor consenso y según las acciones más prioritarias.

Antonio Martinón afirma que desde la Universidad de La Laguna se ve "con mucha satisfacción" los acuerdos de colaboración entre los gobiernos nacional y autónomo en diferentes materias y defiende que debe plantearse "la conveniencia de ampliar ese tipo de acuerdos al campo de la educación, muy particularmente al de las universidades" .

Según considera Antonio Martinón, "es precisamente en los presupuestos de las diferentes instituciones donde se ha de reflejar el apoyo a las universidades públicas" e insiste en que "en la actualidad se tramitan los Presupuestos Generales del Estado para 2016 y se inicia la elaboración de los de nuestra Comunidad Autónoma", con lo que es el momento de que las instituciones apoyen en forma de financiación la educación superior.

Precisamente, hace apenas unas semanas la consejera canaria de Educación y Universidades, Soledad Monzón, indicaba que antes de firmar un documento de financiación plurianual con las universidades isleñas habría que esperar a conocer si aumentaba la partida recibida desde el Estado.

Los casos de las sedes de Educación y Medicina

Hace alrededor de una década, la Universidad de La Laguna ponía en marcha un plan de infraestructuras que contemplaba importantes actuaciones en materia de obra nueva. En principio el plan de inversiones aprobado por el Gobierno de Canarias con Milagros Luis Brito a cargo de la Consejería de Educación y Universidades sería suficiente para concluir las intervenciones previstas en el documento, pero la crisis económico truncó esta posibilidad. De hecho, de los grandes proyectos previstos solo se ha podido llevar a cabo la costosa construcción de un nuevo edificio para los estudios de Bellas Artes así como la ampliación de la sede de las ingenierías en el campus de Anchieta.

Del resto, y si cabe con más urgencia, destacarían los casos de la Facultad de Educación y de la sede de Medicina. Respecto al primero, aquel plan inicial incluía la mudanza a unas instalaciones dependientes del Ministerio de Defensa en el acuartelamiento del Cristo, aunque la cesión ministerial jamás se produjo. La segunda intención fue construir un edificio en Guajara, obra que impidió la reducción presupuestaria. Tras la demanda de cesión del colegio Aneja, la Facultad sigue esperando por una ubicación mayor y renovada.

Respecto a Medicinal, la necesidad de intervención parte por un lado del carácter provisional con el que se construyó hace cuatro décadas y por otro por la necesidad de más espacio para las tres carreras que se imparten (si se suma Enfermería y Fisioterapia). La propia facultad ha presentado un plan de rehabilitación que incluye once fases por 24 millones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine