Fiestas Lustrales

Las Nieves regresa a su santuario

La procesión en la que la patrona de La Palma abandona la ciudad pone fin a 40 días de celebraciones

06.08.2015 | 13:49
Momento de la trayectoria de la Virgen de Las Nieves a su salida de Santa Cruz de La Palma.

La Virgen de las Nieves regresó ayer a su santuario acompañada por centenares de personas, que participaron en el acto que pone punto y final a las Fiestas Lustrales de La Palma.

En esta edición, la subida contó con el estreno de dos nuevas composiciones musicales. Dos loas de despedida, que figuran en el programa de retorno de la Virgen al santuario desde 1765. Desaparecida su práctica en los últimos años, se recobran en esta edición de los festejos, que se han caracterizado por rescatar también otros números antiguos del programa.

Sobre las 8:00 horas, la Virgen de las Nieves comenzó a recorrer el camino de vuelta, con una procesión que se inició desde la Parroquia Matriz de El Salvador. A la salida de la imagen a la plaza de España se pudo escuchar la primera loa de despedida, Palmera, ofrenda gentil, del compositor Juan Cavallé Cruz, que estuvo interpretada por la Banda Sinfónica de la Universidad de La Laguna.

La imagen recorrió el trayecto habitual, que transcurre por la calle Pérez de Brito hasta las Cuatro Esquinas, donde sonaron el emotivo Toque de silencio y se dispararon las salvas de honor desde los cañones del Castillo de la Virgen.

La procesión recorrió luego la calle Baltasar Martín y el antiguo camino del Velachero hasta la Urbanización Benahoare, donde la Corporación municipal despidió a la patrona de la Isla.

Entorno a las 10:00 horas, la procesión llegó a la Cueva de El Roque, donde se representó la Alegoría de la Conquista, en la que se idealiza el encuentro de las razas benahoarita y castellana a finales del siglo XV y la aparición de la Virgen.

En el barrio de El Roque se representó la segunda loa de despedida compuesta por Luis Morera. La obra, titulada Asieta de los Benahoaritas, es una composición para voz y percusión, en la que también sonaron los bucios.

Sobre el mediodía, la Virgen de las Nieves llegó al santuario, donde tuvo lugar la ofrenda del Cabildo de la Palma.

Durante los próximos días el santuario acogerá varias celebraciones religiosas y allí permanecerá la Virgen hasta el próximo reencuentro con la ciudad, en el año 2020. Atrás han quedado más de 40 días de fiesta, donde se han entremezclado los actos más tradicionales, como la Danza de los enanos o el Minué, con actuaciones y conciertos de artistas y grupos más actuales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine