Eidher ingresa mañana en Boston para iniciar el tratamiento contra su patología

El pequeño, su madre y su hermana llegan hoy a Estados Unidos después de que la familia recaudara el dinero para el traslado y el servicio el pasado mes de mayo

05.08.2015 | 02:00

Parecía un sueño poco alcanzable hace unos meses pero se ha hecho realidad. Gracias a la lucha incansable de su padres y al apoyo de miles de personas, Eidher está ya camino de Boston e ingresará mañana para iniciar el tratamiento contra la extraña enfermedad que padece. Su nombre saltó a la primera plana de las redes sociales y de los medios de comunicación nacionales la pasada primavera, cuando su padre, el conocido actor y cómico Juanka Hernández, solicitaba entrar en el programa Supervivientes.

La razón: necesitaba 250.000 euros para trasladar y tratar al pequeño en Estados Unidos. Su llamamiento tocó la fibra solidaria de la ciudadanía y tornó ese desespero en esperanza. No entró en el programa, pero la promoción fue suficiente para que el número de cuenta de la Fundación Eidher recaudara todo el dinero necesario.

Su madre, Jessica Portillo, se mostraba ayer "feliz" aunque liada con los preparativos del viaje. No en vano se trata de un traslado complicado, con muchas horas en avión, una noche en Madrid,... "no sé cómo lo llevará el niño", apuntaba Portillo, quien sin embargo aseguraba que "está todo perfectamente preparado". "Nos esperan en Boston", señalaba como el mejor resumen a su optimismo, después de una batalla de seis años por que su pequeño se recupere.

El niño padece una extraña enfermedad y su caso es único en el mundo. Se trata de una alteración genética, Trisomía Parcial del Cromosoma 3 46XY, que afecta a prácticamente todos los órganos de su cuerpo. Tras años de lucha en medio del milagro que supone Eidher, los padres del pequeño supieron que en Estados Unidos había una posibilidad. En el centro Children´s Boston Hospital se ofrece un tratamiento pero su coste, demasiado elevado para los bolsillos de la familia, provocó que se iniciara una campaña de recogida de fondos.

Así nació la Fundación Eidher, que si bien pretende ayudar a otras personas que padezcan algún tipo de enfermedad rara, se ha centrado en los últimos meses en la carrera del pequeño a la ciudad estadounidense. Se trata de una clínica especializada en genética y que cuenta con los tratamientos más avanzados pero que, tras varias prórrogas, no podía seguir guardando la plaza para el pequeño tinerfeño. Hasta que el pasado mes de mayo lograron la suma necesaria y empezaron a planificar el viaje.

Ayer Jessica Portillo, Eidher, su hermana Indira y dos amigas de la madre partieron a la capital española desde donde hoy cogerán un avión rumbo a Boston. "El jueves (mañana) ingresará en el hospital y empezarán a hacerle todas las pruebas necesarias", indicó la madre quien mantiene una esperanza ciega en la cura: "Los propios médicos confían en lo que puede hacer este tratamiento por la vida de mi hijo", sostenía Portillo.

Eso sí, aún no saben cuánto tiempo tendrán que estar allí ni el tipo de intervención que tendrán que practicar al pequeño, aunque su madre apuntaba a que "mínimo un mes". "En principio tenemos suficiente para las intervenciones", resumía Jessicca quien además tuvo palabras de agradecimiento para la compañía Iberia.

La aerolínea se ha hecho cargo de los pasajes hasta Estados Unidos y ha extremado la atención a los integrantes de este viaje, lo que indica una muestra de solidaridad más de las muchas que ha recibido la familia.

Precisamente, ni Jessica ni Juanka se olvidan de las miles de personas anónimas que han aportado su granito de arena para que el niño de la sonrisa más tierna del mundo pueda volar rumbo a su cura. Desde los que ingresaron su aportación en el número de cuenta disposición en la página web de la Fundación Eidher a los que participaron en alguna de las numerosas campañas de recogida, actos benéficos y otro tipo de promociones que se han realizado en Canarias en los últimos años.

"Voy llena de amor", admitía ayer Portillo en relación no solo a las dos personas de su máxima confianza que le acompañarán en Boston y que le ayudarán con Indira y Eidher en Estados Unidos, sino también a todo el cariño que recibe por parte de la población, especialmente la isleña.

Aún así, dentro de su esperanza ninguno de los dos progenitores de Eidher pierde la perspectiva y saben que es posible que requieran más fondo si los médicos deciden que necesitan más estancia en Boston o si el tratamiento es diferente al pensado inicialmente. Por eso, mientras Jessica Portillo viaja, a Juanka le queda la necesidad de seguir trabajando en Canarias y de continuar en su lucha por recaudar la mayor cantidad de fondos posibles.

"Estamos preparando una nueva campaña que pondremos en marcha próximamente con la que esperamos sumaron otros 50.000 euros", explicaba el padre del pequeño quien indicaba que se trata de una cifra orientativa "porque todo depende de lo que consideren los médicos cuando lo vean". Además, insistía en que en cualquier caso, si se superara la cifra o si finalmente esta cantidad no fuera necesaria, el popular cómico apuntaba a que "se quedaría en las arcas de la Fundación con el objetivo de ayudar a otras personas en situaciones similares".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine