Los ciclistas achacan el aumento del riesgo en la carretera al desconocimiento de la ley

Cinco accidentes con bicicletas implicadas en la última semana ponen de relieve la inseguridad que sufren estos deportistas en las vías tinerfeñas

03.08.2015 | 14:26
Los ciclistas achacan el aumento del riesgo en la carretera al desconocimiento de la ley

El pasado fin de semana, cuatro ciclistas resultaron heridos en la Isla en caídas, choques o atropellos producidos en Santa Cruz de Tenerife, Granadilla de Abona, El Tanque y La Orotava. La historia se volvió a repetir el miércoles, en este caso en el municipio de Güímar, donde un ciclista se vio en envuelto en un grave accidente de tráfico. Estos cinco sucesos en apenas una semana han vuelto a poner en el punto de mira la inseguridad que sufren los aficionados a las bicis para practicar deporte en las vías isleñas. Para las asociaciones y los colectivos de ciclistas, la clave está en dos aspectos: el desconocimiento de la ley y la imprudencia.

El auge de las bicis y, en general, de la afición a practicar deporte al aire libre ha triplicado el número de conductores que salen a las carreteras tinerfeñas a disfrutar del pedaleo. Así, lo ponen de manifiesto las cifras. Según explica el presidente de la Comisión Nacional de Seguridad Vial de la Federación Española de Ciclismo en Canarias, César Acosta, el número de ciclistas federados en Tenerife se ha triplicado en apenas una década. "En 2002 eran unos 350 y ahora la cifra supera los 1.000", detalla Acosta.

Las ventas de bicis en el Archipiélago también se han disparado y los turistas que aterriza, en la Isla junto a su vehículo de dos ruedas tampoco ha dejado de crecer. "Cada fin de semana, las carreteras tinerfeñas, sobre todo las del sur de la Isla y el Parque Nacional del Teide, se llenan de ciclistas aficionados o profesionales", asegura el presidente de Seguridad. En este sentido, Acosta añade que no hay que olvidar que muchos ciclistas, incluso profesionales de primer nivel como el mismo Alberto Contador, vienen a la Isla a entrenarse. "Tenemos unas condiciones orográficas y climáticas que nos hacen especiales", sostiene el también ciclista.

Pero a pesar de que cada vez son más lo que van sobre dos ruedas, el desconocimiento de los conductores que van en cuatro sigue siendo el mismo. "No conocen el reglamento y por eso se producen la gran parte de los accidentes", recalca Acosta. Las asociaciones y colectivos de ciclistas explican que hay dos tipos de accidentes: los urbanos y los interurbanos. Los primeros, es decir aquellos que ocurren dentro de la ciudad, se suelen producir por los excesos de velocidad y las imprudencias. Acosta detalla que son frecuentes "los golpes contra las puertas de los coches y los incidentes por los cambios bruscos de dirección de los coches". "La gente no sabe que la bici puede ir por toda la carretera", añade Acosta.

En este sentido, desde el colectivo Tenerife por la Bici, Nira Llanera añade que "los conductores suelen superar los límites de velocidad que se marcan dentro de las ciudades". "Dentro de una localidad, lo que debe prevalecer es el respeto y la convivencia entre todos", opina Llanera. La joven también apunta otro problema: las falta de buenas infraestructuras. "En la Isla estamos a años de luz de lugares como Bilbao o Sevilla y ya no digamos de Europa, donde se ha apostado por el transporte en bici. No se dan cuenta de que es el futuro y de que beneficia a todos porque fomenta el ejercicio físico y reduce la contaminación", destaca la aficionada.

En el otro lado, en las carreteras interurbanas, la principal causa de los accidentes con ciclistas implicados son los adelantamientos. "Los conductores deben respetar el metro y medio que marca la ley para rebasar a los que van en bici pero la mayoría de veces no lo hacen", señala Acosta. El presidente de Seguridad añade que, normalmente, las grandes rectas son mucho más problemáticas que los tramos de curvas. "Los ciclistas siempre preferimos usar carreteras difíciles porque el conductor tiene que estar más atento y no se despista con el móvil o la radio", aclara Acosta. Otro consejo: salir en pelotón. "Al contrario de lo que pueda parecer, siempre es más seguro salir en grupo que solo porque lo que llama la atención es el volumen", puntualiza.

Acosta avanza que, además, las normas van a cambiar. "Hay una modificación del reglamento de circulación, que ahora mismo está en el Congreso de los Diputados pendiente de su aprobación, que dedicada un capítulo a la bicicleta. La Dirección General de Seguridad (DGT) se ha dado cuenta de que las bicis son cada vez más importantes", explica el presidente de la Comisión. Entre las novedades más importantes destaca la autorización a que dos ciclistas, e incluso los pelotones, puedan circular en paralelo. "Siempre y cuando haya arcén y no se obstaculice la carretera", detalla Acosta. "Ya no servirá eso que suelen decir los conductores a los ciclistas de en fila india", añade.
Con el nuevo reglamento, dentro de las ciudades los ciclistas podrán pedalear por el centro de la vía donde, además, se les reconoce como un usuario más. "Las aceras, al contrario de lo que piensa mucha gente, no son para las bicicletas", critica Acosta. El portavoz de Seguridad de la Federación también avanza que se impondrá la obligación de contar con vías alternativas para las bicicletas y se permitirá que vaya un coche acompañando a los ciclistas. "Aunque si no aumenta la educación y el respeto, todo cambio será insignificante", concluye Acosta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine