Las Islas tienen potencial para ser un circuito con identidad propia

El sector cree que su variedad permitiría crear una ruta marítima canaria

02.08.2015 | 02:43

"Canarias tiene entidad e identidad suficientes para ofertar un circuito marítimo propio". Así al menos lo consideran expertos turísticos vinculados al producto de cruceros como Antonio González Molina. Desde su dilatada experiencia de contratación de paquetes turísticos a través de la agencia de viajes Olimpia 2000, considera que "las Islas tienen una variedad y riqueza suficientes para crear una ruta regional a ofertar por sí misma en el mercado mundial". De este modo, el Archipiélago no se limitaría a ser escala o puerto base de los grandes circuitos que pasan por esta zona del Atlántico.

La oferta de sus principales ciudades también es, en su opinión suficiente para satisfacer a un crucerista cada vez más exigente y que destina más recursos que el turista convencional.

También los numerosos parques nacionales que existen en Canarias ofrecen una garantía de que la visita a las Islas no decepcionaría a los viajeros que optaran por un circuito regional.

La posibilidad de crear un circuito canario no está sin embargo en las previsiones de las grandes navieras. La única ruta Islas Atlánticas que existe en la actualidad, y tiene una buena demanda, incluye a Madeira y Cabo Verde.

Tampoco un circuito combinado con las principales ciudades de África Occidental ofrece el atractivo suficiente en la actualidad, por varias razones. "La experiencia actual es que las visitas a Casablanca o Agadir no está dejando satisfechos a los visitantes, en el primer caso por la falta de lugares a visitar más allá de la mezquita, y el segundo porque el puerto está demasiado lejos. Los grandes atractivos de Marruecos están en las ciudades de interior", reflexiona Antonio González.

En lo que no coinciden en absoluto los expertos es en la posibilidad de que la actividad de cruceros se amplíe a lo largo de todo el año en Canarias. Porque en lo que concierne a esta oferta turística concreta, Canarias sí está afectada, y mucho, por la estacionalidad. De hecho, la mayoría de cruceristas visita las Islas entre octubre y mayo, y el tráfico sufre una caída significativa en verano.

El reciente estudio de la consultora señala que "la estacionalidad sigue siendo un hecho que caracteriza el destino, pero parece haber poca capacidad para mitigarla en la temporada de verano frente a destinos competidores con ofertas muy atractivas, tanto en el Mediterráneo como en el Norte de Europa".

No piensa así González Molina, quien considera que "el crecimiento de la actividad de cruceros es tan espectacular que no hay que descartar la posibilidad de ampliarla temporalmente a otros períodos del año".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine