Casi 4.000 escolares del Archipiélago usarán el iPad en clase el próximo curso

39 centros escolares de Canarias se adhieren a un programa que fomenta la utilización de tabletas

02.08.2015 | 02:00

Cada vez son más los estudiantes de Canarias que cuentan en sus clases con una tableta para sus clases. Bien para el aprendizaje de cualquier asignatura o bien para el desarrollo de proyectos específicos, el uso de esta herramienta está en auge y prueba de ello es que a lo largo del próximo curso escolar serán cerca de 4.000 los alumnos que dispongan de este dispositivo.

Se trata de un proyecto, Uso educativo del iPad, que, aunque parte de la distribuidora para Apple en el Archipiélago, pretende impulsar un uso integral de las nuevas tecnologías en las aulas. Desde la formación al profesorado al control de la información accesible a la tableta. Una de las responsables de esta iniciativa, la pedagoga Leticia Bolumar, indica que el resultado es doble, porque no solo se educa a los menores en competencias y contenidos sino que además ayuda a la formación del profesorado.

De hecho, según Bolumar, en ese servicio integral radica el éxito de la iniciativa. Lo revelan los números: Durante el curso 2014/15 el número de alumnos que utilizaron tabletas en Canarias ascendió a 1.936, repartidos en 21 centros escolares y de cara al próximo curso escolar se han sumado 1.044 alumnos, siendo un total de 39 los colegios que tienen en marcha proyectos para el uso educativo de las tabletas.

"Está funcionando muy bien el boca a boca y son muchos los centros escolares que se ponen en contacto con nosotros para sumarse al proyecto", explica la pedagoga, que indica que la financiación de la iniciativa es variada. Por un lado, hay centros educativos que compran las tabletas con sus propios fondos y en otros casos se propone la adquisición a los propios padres, aunque se ofrece financiarlas en plazos, de tal manera que en dos o tres cursos el alumno se queda con el iPad.

Además, se dan tres tipos de uso diferente de esta herramienta. En la primera de ellas es solo el profesor el que dispone del aparato para gestionar sus clases o diseñar la programación, así como para elaborar proyectos concretos de aprendizaje. En segundo lugar, se encuentra una fórmula denominada "carrito", en la que el iPad se traslada de aula en aula, de tal manera que son más los estudiantes que hacen uso de la tableta en función de las necesidades de una o varias asignaturas.

Por último, cabe la opción de que haya una tableta por estudiante, cuya familia abona el coste del iPad en cuotas de en torno a 20 euros y que supone que el estudiante puede emplearla en cualquier materia y que al término de la etapa se queda con la tableta.

Los proyectos de estos 39 centros escolares del Archipiélago, entre los que se encuentran colegios públicos, concertados y privados, tienen por objetivo implementar nuevas metodologías para el aprendizaje, de manera que el papel del estudiante sea mucho más activo y su experiencia de aprendizaje realmente motivadora y conectada con las necesidades del mundo actual, asegura la organización.

Para ello cuentan con el apoyo del equipo del proyecto que está liderado por Carlos Gallardo, director de Banana Computer. La misión de este grupo de personas se centra en la educación de los escolares pero también aporta un sinfín de acciones: formación del profesorado en el uso de nuevas tecnologías como herramienta educativa; adecuación de las infraestructuras del centro escolar para garantizar la conexión wifi; elaboración de las normas de uso para que la herramienta se emplee sin riesgos para los menores y formación para los progenitores.

"Hay que tener en cuenta que muchos de los estudiantes son una especie de huérfanos digitales porque sus padres en la mayor parte de los casos no son usuarios habituales de tabletas", indica Leticia Bolumar, quien añade que "por ello el proyecto incluye formación a las familias para que conozcan cómo se usa, qué aporta y los sistemas de control de los contenidos del iPad". "En general, toda la experiencia está tutelada", concluye.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine