Maternidad

Las formas más raras para predecir el sexo de un bebé

Descubre si esperas un niño o una niña según los ritos, las tradiciones y las leyendas más populares

03.08.2015 | 07:59

La espera para conocer el sexo del bebé se suele hacer muy larga, especialmente para las madres previsoras que quieren realizar sus primeras compras o decorar la habitación del nuevo miembro de la familia.

Aunque sin ninguna base científica existen numerosas creencias y rituales que nos ayudarán a saberlo antes de las 20 semanas. Descubre Las formas más raras para predecir el sexo de un bebé a continuación:

La cuchara y el tenedor:
Coge dos sillas y coloca una cuchara y un tenedor en cada una de ellas. Tapa con un cojín y pide a la embarazada que elija una silla en la que sentarse. Si lo hace en la del tenedor el bebé será un niño y si lo hace en la de la cuchara será niña. Este ritual es muy conocido en tierras gallegas.

El péndulo:
Otra leyenda muy extendida para predecir el sexo de un bebé es la del péndulo. Coge una cadena y mete el anillo de bodas en ella. Cógela con una mano y suéltala cerca de la tripa de la embarazada de forma firme. Si la cadena se balancea en circulo será una niña si lo hace de lado a lado el bebé es un niño.

La sal:
Cuando la embarazada esté dormida debes echarla sal sobre su cabeza sin que se entere. Cuando se despierte pídele que diga el primer nombre que le venga a la cabeza. Si es de mujer, será una niña y si es de hombre, es un niño.

La suma:
Suma la edad que tenías cuando quedaste embarazada con el mes de tu nacimiento y con el mes en el que crees que concebiste a tu hijo. Si el resultado es un número impar, se dice que lo que esperas es un varón mientras que si es par, será una niña.


Antojos:
La tradición asegura que las mujeres con antojos de cosas dulces tendrán una niña mientras que si durante el embarazo lo que apetece tomar son alimentos agrios, amargos o salados como pepinillos se está embarazada de un nene.

Belleza de la mamá:
Cuenta la leyenda que las madres que están radiantes durante el embarazo es porque están embarazadas de un niño, mientras que aquellas mujeres que sufren de manchas en su piel y se hinchan mucho durante los nueves meses es porque esperan una niña.

Nauseas:
La sabiduría popular también asegura que las mamás que tienen muchos vómitos y nauseas al inicio de la gestación esperan niñas mientras que las que apenas sufren este trastorno tan caracteristico del embarazo es porque serán madres de un niño.

La barriga:
Las abuelas saben predecir el sexo del bebé con tan solo mirar la tripa de una mujer en estado. Aseguran que las embarazadas que tienen una tripa con forma puntiaguda están embarazadas de un niño mientras que las tripas redonditas son de niñas.

Color de los pezones:
Para predecir el sexo del bebé también podemos fijarnos en los pezones. Las mujeres que durante el embarazo tienen los tienen de color muy oscuro tendrán un niño mientras que las que los tienen más claros es probable que esperen una niña.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine