Canarias prepara un plan de choque para ponerse al día con la ley de dependencia

Hernández responsabiliza del incumplimiento regional a "otras administraciones"

25.07.2015 | 00:57

El Gobierno de Canarias prepara un "plan de choque" de manera inmediata para "ponerse al día" en materia de la Ley de Dependencia. "Es hora de que Canarias deje de ser noticia por el retraso en la implantación de esta normativa", señaló ayer al respecto la vicepresidenta del Ejecutivo regional, Patricia Hernández. La también consejera de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda, además, responsabilizó a "otras instituciones" al incumplimiento que hasta el momento presenta canarias para el articulado de esta norma.

Aprobada por el Gobierno estatal de José Luis Rodríguez Zapatero, la implantación y la financiación de las medidas han sido objeto de enfrentamiento entre las administraciones públicas. El resultado, que en cierta manera reconoció la propia consejera, es la inadecuada prestación a las personas dependientes, lo que ha quedado reflejado en numerosos informes que a lo largo de estos años han colocado al Archipiélago como la región con mayor incumplimiento de la normativa.

"Canarias tiene que empezar a ser noticia por ser pioneros en atención a la dependencia", remarcó Patricia Hernández durante su discurso tras la toma de posesión de tres nuevos cargos de la Consejería que dirige. En concreto, los responsables que prometieron ayer sus cargos fueron Isabel Mena como viceconsejera de Políticas Sociales; José Gregorio Pérez, director del Instituto Canario de la Vivienda, y Antonio Olivera, al frente de la Dirección General de Coordinación y Apoyo Técnico a la Vicepresidencia.

A los tres la consejera los puso "a trabajar", puesto que, recordó, la prioridad del Gobierno de Canarias son las personas: "No estamos para crear problemas sino para resolverlos", insistió Patricia Hernández, quien aseguró que en su departamento "ya no se va a hablar de expedientes, sino de personas, que tienen rostro y sus problemas son los que tenemos la responsabilidad de asumir".

Por eso, apuntó la viceconsejera, "hay que pensar en los padres y madres que están preocupados por el cierre de escuelas infantiles en Santa Cruz de Tenerife o en las familias de Jinámar en Gran Canaria que llevan meses esperando por sus viviendas". Son solo algunos de los ejemplos que quiso utilizar la vicepresidenta del Ejecutivo, que informó de que "según los cálculos que hemos hecho semanas en Canarias hay más de 12.000 personas esperando por la prestación de algún servicio, a pesar del arduo trabajo de los funcionarios".

Para Patricia Hernández, se trata de otra forma de hacer política, "diferente a lo que se ha venido haciendo en Canarias, con otro estilo que se basa en que nuestras acciones sean con y para la gente". Ejemplo de ello es la redacción de la ley de servicios sociales que impulsa el Gobierno de Canarias y que tal y como apuntaba esta misma semana el presidente regional, Fernando Clavijo, contará con la participación de los colectivos implicados.

La consejera del área reforzó esta idea y avanzó que "se trata de una normativa que todos han estado esperando años y aunque se lleve a cabo de manera inminente tiene que ser un proceso participativo". "No puede ser una ley al uso, sino que debe contar con la percepción de las organizaciones, las asociaciones, los sindicatos y los propios usuarios que esperan desde hace mucho tiempo", remarcó Patricia Hernández.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine