El Gobierno propone contratar a más personal para reducir las listas de espera

El consejero de Sanidad adelanta que los horarios se intensificarán por las tardes y los fines de semana

24.07.2015 | 00:44

El consejero de Sanidad, Jesús Morera, adelantó ayer que una de sus prioridades es reducir las listas de espera para lo que se intensificarán los horarios de tarde y de fin de semana en los centros públicos canarios, por lo que posiblemente será necesario contratar más personal.

"Para reducir las listas de espera se optimizará el rendimiento de las infraestructuras hospitalarias y de los centros de salud, es decir, se trabajará de hecho y de verdad por las tardes, y los sábados y los domingos, por ejemplo, en pruebas diagnosticas. Hay pacientes que no tendrían ningún problema en hacerse una resonancia o un scánner un domingo", aseguró Morera (PSOE).

El consejero hizo estas declaraciones tras presidir la toma de posesión del nuevo director del Servicio Canario de Salud (SCS), Roberto Moreno. El máximo responsable de la sanidad canaria especificó que la idea es inicialmente reestructurar el personal actual, pero "es probable que haga falta más personal" para las jornadas extraordinarias, aunque no concretó cifras porque la medida se encuentra en una "fase inicial".

Según los datos del último corte, correspondiente a diciembre de 2014, más de 25.000 canarios estaban esperando para ser intervenidos en un hospital público. También es larga la lista de espera para consultas especializadas y para pruebas diagnóstica, aunque sobre esta última Sanidad hasta la fecha no ofrece datos.

Una situación que Morera quiere cambiar al situar la "transparencia" como uno de los ejes de la sanidad canaria. "En los próximos días vamos a intentar que las listas de espera sean conocidas al detalle por los ciudadanos", adelantó en referencia a las críticas sobre las supuesta manipulación de las listas que publica cada seis meses la consejería.

Para el nuevo consejero los principales problemas de la sanidad canaria son los relacionados con la accesibilidad al sistema: Urgencias y listas de espera, dos puntos en los que se va a incidir en este primer año. Además, adelantó que la intención es volver a dar "muy pronto" en Canarias el carácter universal de la asistencia sanitaria e incluir de nuevo en el sistema a los inmigrantes irregulares.

En cuanto a las Urgencias hay un compromiso de elaborar en los primeros 12 meses el Plan de Urgencias Canario que definirá, entre otras cosas, qué pacientes deben acudir a los centros de salud y cuáles a los hospitales, el transporte utilizado o cómo implementar sistemas de rescate cuando se masifique un servicio.

Por su parte, el nuevo director del SCS, Roberto Moreno, concretó que a partir de ahora habrá "una nueva forma de hacer política, en donde, sin duda, el centro de nuestra acción tiene que seguir siendo la ciudadanía porque este es uno de los servicios esenciales de cualquier comunidad autónoma y uno de los pilares básicos del estado de bienestar". Moreno consideró importante reconocer la labor de los más de 23.800 trabajadores del SCS durante estos años "muchas veces en condiciones que no son óptimas". Precisamente, otro de los puntos esenciales de esta nueva etapa es el diálogo con los profesionales.

"Va a ser uno de los ejes primordiales. Sin ellos no es posible implementar la política y las mejoras que requiere Canarias. Sabemos que es un trabajo duro que va a conllevar un desgaste político importante. Nadie tiene una varita mágica, pero diagnosticando bien los problemas, con mucho diálogo y transparencia y con esos 23.800 profesionales lo podremos llevar a cabo", añadió Moreno.

Con el acto de ayer se pone en marcha de manera formal el equipo que va a estar al frente de la sanidad canaria en los próximos cuatro años. Además de Moreno, también tomaron posesión la secretaria general técnica de la Consejería de Sanidad, Laura Martín; y la directora del Área de Salud de Fuerteventura, Laura María Cabrera.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine