Viaje a la mejor carne del mundo

El restaurante argentino El Churrasco abre en Adeje su tercer local en Canarias especializado en cortes de Angus, la raza vacuna más apreciada y criada en su propia finca de Buenos Aires

19.07.2015 | 02:00
La cocina del restaurante a la vista del público.

Tras lustros de éxito en Gran Canaria, el empresario Mario Gil abrió esta semana en Adeje la tercera sucursal del asador argentino El Churrasco. Este templo gastronómico basa su propuesta en la carne bovina de raza Aberdeen Angus, la de mayor calidad del mundo, criada en una explotación ganadera propia en Buenos Aires. A eso se suma la maestría de sus asadores, el ciudadano de todos los detalles y un servicio cinco estrellas. El local está ubicado en el Hotel Jardín Tropical, tiene aforo para 120 comensales en un entorno paradisíaco y abre todos los días, desde la una de la tarde hasta las once de la noche.

Con el éxito cosechado en Gran Canaria, en sus locales de Las Palmas y Meloneras, como carta de presentación, la cadena de asadores argentinos El Churrasco abrió esta semana sus puertas en Tenerife. Instalado en el Hotel Jardín Tropical, de Adeje, este nuevo espacio gastronómico ofrece carnes de raza Aberdeen Angus, que es la más valorada del mundo. Los animales son criados en campos de la provincia de Buenos Aires, en concreto en la zona ganadera de Maipú, en una explotación del propietario de los restaurantes, el empresario Mario Gil.

La fiesta de inauguración tuvo lugar el pasado jueves. Al acto asistieron representantes del mundo empresarial como José Fernando Cabrera, expresidente de Ashotel; Antonio Armas, propietario de Comercial Dofe y de la vinoteca El Gusto por el vino; Ezequiel Pérez, director general de Heineken Canarias; Isabel Díaz, delegada en Canarias de Bodegas Chivite y los bodegueros Felipe Monje (Monje) y Agustín Farrais (Tajinaste), entre otros. También estuvo presente el presidente de la Academia de Gastronomía de Tenerife, José Luis Zubieta y un nutrido grupo de periodistas gastronómicos, además de representantes consulares y autoridades como los consejeros insulares de Acción Exterior, Carmen Delia Herrera, y de Agricultura, Jesús Morales.

Durante el cóctel que se sirvió a los invitados se degustó una muestra en miniatura de los distintos platos de la carta. Además, ejerciendo su labor de embajadores de la cultura argentina, la fiesta tuvo un espectáculo de tango con cantante y una pareja de baile que se marcó un dos por cuatro ante la atenta mirada de los asistentes.

"Inmensa ilusión"

Durante su intervención, Mario Gil se congratuló de la marcha de su grupo empresarial, que en la actualidad da trabajo a 83 personas, y subrayó que el buen hacer de su equipo y la apuesta por la calidad de las materias primas es lo que "nos ha hecho fuertes en el sector".
"Estoy muy satisfecho con los logros conseguidos y tengo una ilusión inmensa por seguir creciendo", admitió el propietario del nuevo establecimiento.

También tomó la palabra el consejero insular de Agricultura, Jesús Morales, para destacar la importancia que tiene para la Isla que se realicen inversiones "de alto nivel como esta, destinadas a mejorar la oferta gastronómica que disfruta el público local y que nos sirven de carta de presentación ante los miles de turistas que nos visitan".

Nacido en Colombia, Mario Gil decidió hace 23 años emigrar al Archipiélago cautivado por sus paisajes y su gente. Sus abuelos maternos eran ganaderos e importaban carnes argentinas a su país. Aprovechando el conocimiento del mercado que tenía su familia, el empresario decidió montar su primer negocio de hostelería. En 1999 abrió su primer restaurante en la calle Olof Palme, de Las Palmas de Gran Canaria. Era un local pequeño, en el que costaba encontrar alguna de sus 10 mesas libre. "Fue el negocio en el que aprendí, disfruté y consolidé una oferta muy concreta basada en los Angus", recuerda.

Poco después, Gil se asoció con una familia argentina para comenzar a criar su propio rebaño y garantizar así la continuidad de la calidad de sus productos. Así se unió a la Estancia Ganadera San Carlos. Situada a 277 kilómetros de la capital argentina, la finca está dedicada desde 1907 a la crianza de Aberdeen Angus, raza que tuvo su origen en las húmedas áreas escocesas de Angus y Aberdeenshire, famosas en todo el planeta por sus excelsas vacadas. En la actualidad, Angus tiene su propia asociación productora argentina, que cuida del prestigio de esas carnes, que son exportadas a todo el mundo.

"La acogida de nuestros Angus fue muy buena desde el principio y nuestra clientela no ha dejado de crecer desde el principio", asegura el empresario colombiano. Dados los buenos resultados que tuvo el primer establecimiento, hace cuatro años abrió su segundo punto de venta en un imponente local de Meloneras. El de Adeje es el tercero de la cadena y Mario Gil promete que la expansión de la empresa en las Islas continuará.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine