El INTA de Maspalomas será uno de los tres centros de control del satélite PAZ

El nuevo dispositivo tecnológico de observación de la Tierra tendrá uso militar y civil, de seguridad y defensa, vigilancia fronteriza o desastres naturales

17.07.2015 | 02:00

El Centro Espacial de Maspalomas en Gran Canaria, dependiente del Instituto Nacional de Técnicas Aeroespaciales (INTA), será uno de los tres centros de control del satélite de observación de la Tierra denominado PAZ, un avance tecnológico desarrollado en España, que se prevé poner en órbita antes de final de año.

Así lo informó ayer la empresa Indra, que bajo contrato del INTA, ha liderado con éxito la implantación del centro principal que gestionará el satélite de observación de la tierra PAZ ubicado en el Centro Espacial de INTA en Torrejón de Ardoz (Madrid), "y que ya está listo para entrar en operación", indicó en un comunicado la compañía que preside Fernando Abril-Martorell.

La compañía supera con este hito el despliegue de la principal pieza del segmento terreno que gestionará el satélite. Dicho segmento terreno se completa con otros dos centros, uno de ellos es el Centro Espacial de Maspalomas, dependiente de INTA, que actuará como centro de respaldo del centro del INTA en Madrid. Su principal misión será el mantenimiento del satélite en órbita en caso de fallo del centro principal; y además, recogerán los datos que descargue el satélite en la antena cuando pase por encima.

El tercer centro de control será la Base Aérea de Torrejón de Ardoz, que prestará servicio al Ministerio de Defensa.

"La implantación de estos dos centros adicionales en el Centro Espacial de INTA en Torrejón de Ardoz también ha finalizado. En estas instalaciones, la compañía está llevando a cabo el proceso de validación del sistema completo, verificando el funcionamiento de los tres centros interconectados y operando de forma conjunta, para proceder a continuación a su despliegue final e instalación en la Base Aérea de Torrejón y en Maspalomas", anunció Indra.

El satélite PAZ, que ha sufrido un retraso en su lanzamiento, dado que estaba previsto para 2014, es el prime satélite con tecnología española, dado que tanto el radar como la óptica se han sido fabricados en el país. Mide cinco metros y pesa 1.500 kilos.

Se trata de un proyecto de los Ministerios de Defensa y de Industria, Energía y Turismo, que se complementará con el desarrollo de otro satélite denominado Ingenio, aún en desarrollo. Ambos forman parte del Plan Nacional de Observación de la Tierra. Se trata de un sistema dual de observación y de doble uso, civil y militar. Sus dos tecnologías de observación espacial, radar y óptica, ofrecerán imágenes diurnas y nocturnas y en cualquier condición meteorológica.

Según las previsiones, PAZ estará colocado en órbita este año, aunque aún no se ha determinado la fecha de lanzamiento, a una altura de 514 kilómetros, dará 15 vueltas diarias a la Tierra, cubriendo un área de 300.000 kilómetros al día, y tendrá una vida de aproximadamente cinco años y medio. Dada su órbita cuasi-polar, ligeramente inclinada, PAZ cubrirá todo el globo terráqueo en un día.

Entre sus aplicaciones figura la vigilancia de la superficie terrestre, cartografía de alta resolución, control fronterizo, soporte táctico en misiones en el extranjero, gestión de crisis y riesgos, evaluación de catástrofes naturales, control medioambiental, o vigilancia del entorno marítimo, entre otras.

Meteorología

El PAZ, cuya carga útil ha sido totalmente desarrollada en España, será capaz de captar más de 100 imágenes diarias de la superficie terrestre gracias a su radar de apertura sintética (SAR). Podrá conseguir una resolución de hasta de un metro en su máxima capacidad, y estará en acción tanto en las horas diurnas como durante las nocturnas y con independencia de las condiciones meteorológicas.

Además, llevará a bordo un instrumento, el AIS, que permitirá recibir señales de todos los barcos incorporados al sistema, permitiendo su localización inmediata. También forma parte de su carga útil un experimento científico para ayudar a predecir eventos meteorológicos virulentos, como la gota fría.

Su construcción y puesta en órbita supone una inversión de 160 millones de euros, de los que 135 millones son aportados por la empresa operadora Hisdesat, financiada por el Ministerio de Industria, Turismo y Energía, recuperándose una parte con el contrato que Hisdesat tiene con el Ministerio de Defensa para proporcionar imágenes según recoge el citado proyecto. El INTA, por su parte, es gestor y responsable de las instalaciones en tierra (el segmento terreno) que precisa el satélite. En el desarrollo y construcción del artefacto y su carga se han gastado en torno a 105 millones de euros. El resto de la inversión se destina al lanzamiento, la operación del satélite y, en definitiva, la gestión de la misión espacial, lo que incluye las instalaciones en tierra.

Secuestro

PAZ podrá detectar la posición de cualquier buque en el mundo que pueda verse afectado por un secuestro, gracias al sistema de identificación automática AIS que llevará a bordo. Asimismo, comentó que permitirá llevar a cabo "de forma más sencilla y eficaz" las tareas de vigilancia de control fronterizo, la verificación de tratados internacionales, el seguimiento y la evaluación de los desastres naturales, o el control medioambiental.

Trabajando desde el espacio, recogiendo datos estáticos y dinámicos, este instrumento detecta tanto a los barcos que están cerca de la costa y a los que navegan por el océano abierto. Toda la información llega a cualquier ordenador en tierra, donde será pro-cesada. AIS permite ofrecer detalles sobre la identidad de cada embarcación, su situación, ruta, velocidad, estado de la navegación, destino y carga, maniobras que realiza, calado, eslora, bandera, oleaje, zonas rocosas, consumo energético...

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine