Astrofísica

A la caza de la magia más energética

La instalación persigue radiación violenta como la generada en explosiones de supernovas o en núcleos de agujeros negros P El Roque de los Muchachos ya lidera este tipo de estudios

17.07.2015 | 13:31

La investigación científica siempre es de amplio recorrido en el tiempo. Los resultados no llegan hasta que no pasan décadas de estudios y en el caso de la astrofísica, décadas de observación. Entre los retos más novedosos, los que marcarán el futuro de esta disciplina científica, se encuentra la investigación de rayos gamma, el rango de energía más violento y más potente presente en el Universo.

Apenas hace unos años que la comunidad internacional puso el punto de mira en este tipo de radiación, por lo que se trata de una ciencia aún en pañales. Por el momento, la estructura telescópica ideada para analizarlos son los denominados Cherenkov, unas enormes antenas al aire libre de óptica hexagonal. Existen varios tipos de este telescopios en el mundo, la mayor parte en Namibia. Pero son los dos instalados en La Palma los que están liderando la ciencia de rayos gamma.

La pareja de Magic, instalados en el Roque de los Muchachos, lleva una década en funcionamiento, según recordó el investigador del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), Ramón García López, quien consideró que "esta trayectoria demuestra que en la Isla se puede hacer investigación de calidad". Precisamente, el hecho de que el Observatorio palmero contara ya con los Magic forma parte de los argumentos a favor de colocar en esa misma zona la red de telescopios Cherenkov (CTA).

Aún así, García López recordó que a pesar de que la candidatura del Astrofísico se centrara en el Observatorio del Teide, "una serie de modificaciones en las restricciones del proyecto supusieron que tanto Tenerife como La Palma tuvieran opciones".

En concreto, aludió a dos cuestiones. Por un lado, se eliminó el límite de menos de un 4% de inclinación en el terreno y, por otro, se logró reducir la superficie total en la que distribuir los 19 telescopios. Ello, unido a un cambio en el desarrollo urbanístico de la zona gracias a una modificación del planeamiento por parte del Ayuntamiento de Garafía.

Estas son las cuestiones técnicas que avalaron la candidatura palmera para erigirse en el centro de la investigación de rayos gamma, conjuntamente con el Observatorio de Paranal en Chile, donde se ubicará la sede del Hemisferio Sur para el proyecto. Se trata de una rama de la astrofísica en la que participan en torno a 1.200 científicos de todo el mundo de los que alrededor del 10% proceden del Instituto de Astrofísica de Canarias.

El objetivo de estos estudios y por tanto la labor de CTA será desentrañar la fuerza que se genera en el último rango de energía posible. "Miraremos los fenómenos más energéticos que se produzcan en la atmósfera, desde la explosión de una supernova, los núcleos activos de los agujeros negros o lo que se conoce como estallidos de rayos gamma que es la liberación de energía más violenta", dijo García López.

El investigador concluyó con otra particularidad de este tipo de estudios: Observa más lejos. Por el tipo de rango al que se orienta, "permite un penetrar mucho más en el espacio y adentrarnos en rincones alejados del Universo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine