Próximo reto: mantener la matrícula

Daniel González (La Orotava), Miguel Rodríguez, Rorayma Yanes (ambos de Tegueste) e Hildo Rodríguez (La Laguna), mejores notas de la provincia en la prueba de acceso a la Universidad

05.07.2015 | 23:43
Daniel González (i) que logró la mejor nota e Hildo Rodríguez, la tercera mejor calificación.

La mayor parte de los estudiantes cruza los dedos estos días a la espera de lograr una plaza en la ansiada carrera. La nota, la dichosa calificación de las Pruebas de Acceso a la Universidad, no siempre es suficiente para acceder a la titulación con la que aspira el futuro universitarios. Pero hay alumnos a los que no les pasa. Chicos y chicas cuyo esfuerzo durante el Bachiller, su talento, su constancia y su capacidad les hace sobresalir hasta tal punto que mucho tendría que torcerse la situación si no ocupan un pupitre en el grado de sus vidas.

De entre ellos están los más listos de la clase, con facilidad de elegir carrera. Los que asombran por su expediente académico porque, dicen, siempre han sido de buenas notas. Son los nombres que encabezan la clasificación en los exámenes de acceso de la provincia tinerfeña y que rozan el máximo de 14 puntos. Ni a una décima del pleno se encuentra Daniel González, alumno del Instituto de Enseñanza Secundaria Rafael Arozarena, de La Orotava, que se quedó con las ganas por culpa de Historia de España.

Daniel tiene un diez en todos los exámenes de la PAU: "Al principio, al ver en todos la misma nota, pensé que era un error", indica el joven, que explica que en todas las materias de Bachiller también llegó al diez, salvo en Historia de España, que obtuvo un nueve "porque el profesor era muy exigente".

Esa exigencia del docente es la única sombra del expediente del estudiante orotavense, que aún así no le impidió ser e mejor de la provincia del pasado curso. Su futuro ahora está en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (Ulpgc), en donde espera matricularse para cursar el grado de Traducción e Interpretación, que según sus palabras le "apasiona". Daniel argumenta su elección en su afición por los idiomas, aunque admite que necesita nivel. Por eso, entre sus planes de verano se encuentra mejorar "en clases de alemán o de francés y viendo películas o series en versión original para inglés".

A apenas unas centésimas se encuentra Miguel Rodríguez, alumno del IES Tegueste, con 13,935. Su aspiración es estudiar Física y ha elegido la Universidad Autónoma de Madrid porque es "la mejor" en lo que se refiere a este grado. El afán investigador se despertó en este joven por el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), que influyó en su vocación: "Quería estudiar una Ingeniería pero cambié de opinión tras realizar un proyecto con Miquel Serra", conocido científico del IAC.

En el tercer puesto en nota en el acceso a la universidad en la provincia tinerfeña hay un empate a 13,9 entre Hildo Rodríguez (del colegio Hispano Británico de La Laguna) y Rorayma Yanes (del IES Tegueste), ambos con aspiraciones académicas encaminadas a las Ciencias de la Salud. Medicina es la carrera elegida por el joven, mientras que la muchacha opta por Psicología. "Siempre pensé que acabaría en Biología pero cambié de idea en el último momento".

Hildo es el más ambicioso de los cuatro. Mientras que Daniel asegura que ni siquiera se esperaba ser el alumno con mejor nota, su compañero afirma que "iba a por el 14, quería la más alta, aunque fuera a hacer Derecho", rama que curiosamente es la que ejerce la mayor parte de su familia. Su ambición le lleva a tener la expectativa de mantener el nivel académico y de hecho, aunque admite que será diferente a lo que ha venido haciendo hasta ahora, es el único de los cuatro que no teme el cambio.

Al contrario que Rorayma, que explica que vio en la experiencia de su hermana que "las cosas en la universidad son diferentes, es más impersonal, y los alumnos son un simple número en la lista". "Ella siempre fue de notas excelentes, ahora está estudiando Química y a pesar de que se esfuerza ha bajado en algunas asignaturas", explica.

Y es que coinciden en afirmar que gran parte de las calificaciones obedece a la constancia, al trabajo y a la planificación. Hildo lo resume: "Depende de nosotros". Es más, a juicio del joven chicharrero, esta reflexión sirve incluso para augurar un futuro distinto para su generación. Cita a Antonio Machado y recuerda que "ante la España de charanga y pandereta hay otra de juventud trabajadora".

La fuerza del muchacho se traduce en esperanza en palabras de Daniel: "Podemos pensar que ahora la situación está complicada para nuestro futuro, pero no podemos perder el optimismo". Es difícil pensar así con el panorama económico y social de los últimos años, pero en la juventud está la renovación. Por ejemplo, Rorayma ve que "algo en el sistema escolar está fallando pero también es responsabilidad de los propios alumnos que ya no se interesan por el conocimiento, para muchos estudiar es un castigo".

Más centrado en su vocación, Miguel lamenta que "el problema en la investigación es que el Estado se gasta un dineral en formarnos pero no tiene capacidad para emplearnos". "Así es normal irse fuera", concluye. Sin embargo, ya habrá tiempo de pensar en esas cuestiones más adelante, solo unos meses, ya que de momento les queda un gran verano por disfrutar.

Reconocimiento institucional

Los cuatro estudiantes participarán esta semana en un acto de reconocimiento desarrollado por la Universidad de La Laguna (ULL) junto a otros jóvenes con destacado expediente de acceso al sistema de educación superior. Se trata de un evento que organiza la institución tras los exámenes desde hace varios cursos. Sin embargo, la entrada del nuevo equipo de Gobierno en el centro académico trae consigo una novedad en este sentido. Hasta el momento, el reconocimiento se realizaba a un número determinado de estudiantes, por ejemplo, en las últimas ediciones ha sido a los 30 mejores estudiantes. Sin embargo, en esta ocasión el rector Antonio Martinón ha optado por poner el tope en la calificación. De esta manera, recibirán agasajo por parte de la ULL los estudiantes que hayan logrado más de un 13,5, que en el caso de este curso académico suponen un total de 43 jóvenes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine