La Cabalgata Anunciadora vuelve a las Lustrales después de 30 años de ausencia

Más de 200 personas participan en el desfile que recorrió las calles de Santa Cruz

04.07.2015 | 02:00
Uno de los ensayos de la Cabalgata Anunciadora en Santa Cruz de La Palma.

La Bajada de la Virgen recuperó ayer la Cabalgata Anunciadora, después de que haya permanecido fuera del programa de las Fiestas Lustrales durante tres décadas. El número, que contó con mucha vistosidad y colorido, espera poder consolidase en el calendario de esta fiesta popular de La Palma.

Más de 200 figurantes de todas las edades participaron en el acto que partió desde la plaza de La Alameda y recorrió la calle Real hasta el Recinto Ferial en el puerto de la capital palmera.

El desfile contó con la dirección artística de Isabel Santos y la coordinación del exconcejal Gonzalo Pérez y el nuevo edil Manuel Medina.

La Cabalgata Anunciadora se incorporó a las Fiestas Lustrales en el año 1.900, según explica la profesora de Historia del Arte, Marta Rodríguez. Se trataba de un espectáculo nocturno que se desarrollaba en la calle Real. Al principio se denominó Retreta Militar con Carroza Alegórica y se mantuvo en el programa de la Bajada de la Virgen hasta la década de los ochenta.

Este año, gracias a la iniciativa de un grupo de ciudadanos, el número se recuperó y mantuvo varios de sus aspectos esenciales, como su carácter nocturno, su recorrido a pie y los elementos festivos de la Isla.

Por otro lado, Santa Cruz de La Palma se prepara ya para presenciar el número llamado La Danza de los Acróbatas que se protagonizará los actos de la Semana Grande de la Bajada de la Virgen.

Este número circense, que tendrá lugar el martes, presentará nuevas figuras que se incorporan al amplio catálogo de ejercicios gimnásticos que llevan a cabo los artistas que participan en este acto de las Fiestas Lustrales.

Los participantes de la Danza de Acróbatas se dividen en dos grupos: aquellos que realizan sus ejercicios en escaleras de madera y los que abordan distintas figuras acrobáticas en el suelo. Estas figuras se renuevan en cada ocasión para adaptarse a las características físicas de los componentes, como tamaño o peso.

No obstante, hay dos figuras que se repiten en cada cita lustral y que son realizadas por todos los componentes del número: el Barco de la Virgen y la Rosa, que representa a la flor que porta la imagen de la Virgen de las Nieves entre sus manos.

Este año, como novedad, se hará una tercera figura en la que participan los 48 niños y jóvenes que componen el número: la letra M, anagrama de la Virgen.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine