Tráfico vigilará con radares 60 tramos peligrosos de las carreteras de Canarias

La DGT apunta que el objetivo es reducir los accidentes y no el afán recaudatorio

03.07.2015 | 13:30
Una agente realiza un control de alcoholemia a un conductor.

La Dirección General de Tráfico (DGT) publicó ayer la ubicación de 60 tramos de las carreteras de las Islas donde intensificará la vigilancia de la velocidad con radares móviles por su especial peligrosidad con el objetivo de reducir los accidentes. De ellos, 27 se encuentran en Tenerife, tres en La Palma 12 en Gran Canaria, 12 en Fuerteventura y seis en Lanzarote .

En toda España, la DGT ha identificado como peligrosos 1.500 tramos de vías interurbanas en función del número y gravedad de accidentes que se hayan producido y por la velocidad media detectada.

Su ubicación se hizo pública para que los conductores que transiten por estos tramos extremen las medidas de precaución y cumplan con los límites de velocidad establecidos en cada uno de ellos.

La velocidad es uno de los componentes fundamentales que determina la mayor o menor incidencia en la siniestralidad vial, la gravedad y el grado de lesión de las víctimas en caso de accidente y de ahí la importancia de controlarla de forma efectiva sobre todo en las vías convencionales, en las que el año pasado se registraron ocho de cada diez fallecidos. En concreto, cerca de 900 personas fallecieron el año pasado en este tipo de vías.

Por este motivo, Tráfico lleva centrando su actuación desde hace meses en este tipo de carreteras con medidas tales como la reubicación de radares a vías convencionales que antes controlaban autovías y autopistas y el plan integral de vigilancia que se puso en marcha en diciembre del pasado año y que tan buenos resultados arrojó, informó la DGT.

Siguiendo con la política de transparencia en la gestión de la velocidad, cuyo objetivo final es que los conductores respeten los límites establecidos, la DGT publica ahora en su web los 1.500 tramos de vías en los que temporalmente se intensificará la vigilancia a través de radares móviles.

Esta información la podrán consultar todos los conductores, así como los proveedores de navegadores que podrán dirigirse a la web para incluir en sus aplicaciones dichos tramos, de modo que se sume a la ya publicada sobre la ubicación de los radares fijos que tiene la DGT.

Los criterios para la identificación de estos tramos por su peligrosidad y de ubicación de los radares móviles, son el resultado de analizar el número de accidentes graves, con víctimas mortales o heridos que necesitaron hospitalización; el número de accidentes en general, y la información de la velocidad media de circulación en esos tramos.

Además, los radares móviles, como ya se anunció, serán visibles para los conductores, de modo que su presencia sirva como medida de disuasión y prevención.

Tráfico aseguró ayer que la finalidad de este incremento de la vigilancia y el control de la velocidad es que los conductores respeten los límites establecidos. Por lo tanto, la DGT rechaza que se vincule este incremento de los controles con un afán recaudatorio.

De esta forma, la Guardia Civil ha recibido instrucciones para que los radares móviles, salvaguardando la seguridad de los agentes, sean situados en lugares visibles para los conductores, y que esa presencia en las carreteras sirva como medida de disuasión y prevención. Sin embargo, gracias a una nueva normativa del Cuerpo los agentes sí recibirán un plus salarial dependiendo del número de multas que impongan a los conductores.

Tráfico también recordó ayer que los límites de velocidad son los fijados en la señalización por lo que deben cumplirse estrictamente, pero detalló los límites de tolerancia, es decir a partir de los que el radar denunciará. Por ejemplo, si en una carretera el máximo de velocidad es de 100 kilómetros por hora, la activación del cinemómetro será en 109, mientras que si está fijada en 120 el radar multará en 131.

Discrepancia

La publicación de la ubicación de los radares móviles divide a las organizaciones de afectados por accidentes viales.
Para el presidente de la Asociación de Víctimas de Accidentes de Tráfico, Francisco Canes, la decisión es un "sinsentido" porque considera que la función de los radares es, precisamente, "estar ocultos en tramos donde se sabe que la gente excede la velocidad".

Por ello, consideró que va a tener un efecto "contraproducente" desde el punto de vista de la seguridad vial, pese a que en un inicio apoyaron la medida. "Los radares móviles tienen otra función, que es hacer que nadie pueda esperar correr en cualquier sitio con total impunidad, sino que haya vigilancia que no sea esperada", argumentó.

Por su parte, la presidenta de la plataforma Stop Accidentes, Ana Novella, indicó que desde la organización "no lo ven mal" y cree que ayudará a que "la gente luego no vaya con la cantinela de que los radares están para recaudar". "Así no hay excusa posible para la gente que va a la velocidad que no debe", señaló.

Igualmente, el portavoz de RACE, Antonio Lucas, calificó la decisión como un "avance", aunque ha subrayado que lo que ven como "una buena idea" será "poner los radares donde realmente se produce la siniestralidad".

A su vez, el presidente de Automovilistas Europeos Asociados, Mario Arnaldo, valoró "muy positivamente" la decisión de Tráfico, aunque sospecha que la decisión tiene una función de "anestesia" frente a las denuncias del uso de los radares móviles con afán recaudatorio.

"Tengo que seguir acusando a la DGT de seguir utilizándolos como elemento de recaudación", lamentó. Arnaldo afirmó que este anuncio es simplemente anestésico.

En su opinión, la decisión de publicar los tramos podría sustituirse por "un anuncio semanal" de donde van a estar los radares para conocer "si están operativos o no" en lugar de dar a conocer donde podrían estar activos o no.

Además, hizo hincapié en la necesidad de que, en todo caso, los radares se sitúen en los tramos de carretera de mayor peligrosidad, para que cumplan la función de prevenir accidentes. En este sentido, hizo alusión a un estudio realizado por la organización que indicaba que, de los 160 tramos con mayor índice de siniestralidad de las carreteras españolas, "solamente siete tienen radar".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine