ÚLTIMA HORA

El IAC 'caza' un meteoro en el cielo y busca sin éxito un fragmento en Vilaflor

El proyecto AMOS, de Eslovaquia, descubrió en mayo un asteroide muy brillante

01.07.2015 | 13:35
Paisaje del Teide con Venus y Júpiter en el firmamento.

Un pequeño asteroide cruzó el cielo canario el pasado mes de mayo y cayó, según los cálculos de los científicos, en Vilaflor. Los telescopios del proyecto AMOS, en los observatorios del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), detectaron ese mes "un asteroide muy brillante" que inmediatamente captó su atención.

Según explica el astrofísico del Instituto, Miquel Serra, el proyecto AMOS, dependiente de la Universidad Comenius de Bratislava, en Eslovaquia, "tiene precisamente el objetivo de rastrear el firmamento en busca de meteoros". "En mayo se detectó uno y se comprobó que una piedra de unos cuatro o cinco centímetros sobrevivió a la desintegración en la atmósfera", añade Serra.

El experto señala que lo habitual en estos casos es que el asteroide quede desintegrado o que los fragmentos resultantes caigan en el mar. "De hecho, los telescopios calcularon la trayectoria de la piedra primero en el mar frente a Los Cristianos, pero un segundo cálculo nos llevó hasta Vilaflor", añade.

Literalmente, porque Serra y un grupo de científicos eslovacos del proyecto se dirigieron hasta la localidad tinerfeña con el objetivo de encontrar los restos del meteorito. "Los cálculos que realizan los telescopios cercan una zona de unos 200 metros de radio", indica el investigador del IAC que añade que "las posibilidades de encontrar el fragmento eran de apenas un 1%".

Tal es así que la expedición no halló el fragmento. Lejos de desilusionarse, Miquel Serra se muestra entusiasmado de haber participado en la búsqueda puesto que "aunque sea una piedra pequeña puede dar muchas pistas de la composición de los meteoritos".

Además, indicó que por su propio tamaño es posible que haya quedado oculta o caído en una grieta. No es viable que se les pasar por alto en la búsqueda puesto que argumenta que "es totalmente diferente a las piedras terrestres, mucho más oscura, con mayor densidad y por tanto más pesada", según datos de otros fragmentos localizados.

De hecho, la caza de meteoritos en el firmamento y los posibles fragmentos es uno de los objetivos del proyecto AMOS, que cuenta con dos telescopios robóticos en la Isla. Uno de ellos se inauguró oficialmente el pasado sábado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine