Expertos aseguran que Canarias no está preparada para los desastres naturales

La ONU otorga diplomas a los 31 municipios tinerfeños y al Cabildo por adherirse a la campaña de prevención de riesgos para mejorar la seguridad de la Isla

15.11.2014 | 00:27
El alcalde de Los Realejos, Manuel Domínguez, muestra ayer el diploma que acredita a su municipio como colaborador de la campaña Canarias Resiliente.
El alcalde de Los Realejos, Manuel Domínguez, muestra ayer el diploma que acredita a su municipio como colaborador de la campaña Canarias Resiliente.

¿Canarias está preparada para afrontar desastres naturales? La respuesta es muy clara: "No se puede afirmar que ya estemos preparados, pero sí podemos decir que nos estamos preparando". Son palabras de Sebastián Martín, representante de la Oficina de Reducción de Riesgos de Desastres Naturales, organismo perteneciente a Naciones Unidas (ONU), en el acto de entrega de los diplomas que la ONU concedió ayer a los 31 municipios tinerfeños y al Cabildo Insular por su adhesión a la campaña Canarias Resiliente.

En Psicología, la resiliencia es la capacidad que tienen los seres vivos para sobreponerse a épocas de dolor emocional y situaciones adversas. Y esto es justamente lo que persigue esta campaña que lleva a cabo la ONU con la colaboración de la Universidad de La Laguna (ULL) y las instituciones públicas canarias: conocer los riesgos de desastres naturales que hay en Canarias para prevenirlos lo mejor posible y así lograr una recuperación rápida una vez que han sucedido.

En cuanto a qué clase de desastres naturales pueden darse en Canarias, el experto también es categórico. "prácticamente todos los que se puedan imaginar". Es sí, aunque Canarias es un territorio susceptible de sufrir casi todos los peligros y amenazas naturales que hay en el mundo, Martín aclaró que se darían "con baja intensidad".

Precisamente por este motivo, añadió, el Archipiélago es un lugar perfecto para la investigación de esto fenómenos naturales, y podría convertirse en un "laboratorio"relevante en el panorama internacional. De hecho, el representante de la ONU indicó que este organismo internacional se ha sorprendido gratamente al conocer que todos los ayuntamientos tinerfeños, además del Cabildo, se han unido de forma voluntaria a la campaña Canarias Resiliente con la voluntad de mejorar la seguridad, y recordó que no solo se trata de la seguridad de los dos millones de habitantes que tienen las Islas, sino también de los 12 millones de turistas que las visitan al año.

Martín explicó que la ONU marca unas directrices muy concretas para minimizar los daños causados por la naturaleza. En primer lugar apuesta por lo que ha llamado gobernanza, es decir, "aquí los responsables de identificar los peligros y conocer los planes de emergencia son todos, no solo los alcaldes, sino también los técnicos y la sociedad". En segundo lugar, "hay que identificar los riesgos", o lo que es lo mismo saber dónde están los lugares poblados que van a sufrir el peor impacto de un determinado desastre. El tercer punto a tener en cuenta es reducir el riesgo a través de herramientas como los planeamientos y las obras públicas. Y, por último, "adaptación al cambio climático".

El alcalde de Granadilla, Jaime González Cejas, como anfitrión de los alcaldes, técnicos y concejales que acudieron a la entrega de los diplomas, aplaudió el trabajo que todas las instituciones van a hacer para mejorar la seguridad ante los desastres naturales y resaltó el papel mediador y coordinador de la ONU y la ULL. "La presencia de estas entidades va a ser el éxito de este proyecto", dijo. Además, indicó que no se trata de "un asunto cuantitativo", sino "cualitativo" para mejorar la prevención y la información, y tener claras cosas como: "En qué sitios debemos refugiarnos en caso de un sunami?"
González Cejas indicó que se trata de crear "una filosofía global" que tenga en cuenta el territorio y el medio ambiente, y abogó por contar con la sapiencia de los lugareños a la hora de hablar de prevenir desastres naturales o de cómo construir infraestructuras en ciertos lugares.
"También hay que cambiar normativas, y en eso el Gobierno de Canarias tiene mucho que decir", añadió. La concienciación de los ciudadanos sobre la prevención de riesgos, y la poca capacidad inversora que tienen muchos ayuntamientos para elaborar sus planes de emergencias son otro de los puntos que destacó. De hecho, de los 88 municipios canarios, sólo 31 tienen hechos esos planes.

Por su parte, la vicerrectora de la ULL, María Nélida Rancel Torres, explicó que la idea de colaborar en esta campaña surgió de un grupo de docentes de la Universidad. "Nos pareció una idea excelente y enseguida nos vimos implicados en colaborar con las instituciones". A partir de ese momento, la ULL creó una cátedra para reducir los riesgos de desastres, que ya ha elaborado un documento con una serie de conclusiones que serán llevadas a la conferencia mundial que sobre este tema tendrá lugar en Japón en 2015.

José Marrón director de Seguridad y Emergencias de Los Realejos, indicó que esas conclusiones deben ahora ser apoyadas por los políticos a la hora de asignar presupuestos o con otras actuaciones, como la creación de agrupaciones de protección civil en cada municipio, o la elaboración de los citados planes de emergencias, además de organizar foros en los que se traten estos temas de seguridad.

A la entrega de los diplomas , que tuvo lugar en el auditorio de San Isidro Espacio Cívico, en Granadilla, acudieron casi todos los ayuntamientos, bien representados por los propios alcaldes o por concejales y técnicos. El objetivo es elaborar entre todos un plan para el año 2020 que haga a los municipios canarios "más seguros y más fuertes".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine