El Archipiélago es una de las cuatro regiones con peor servicio sanitario

El Sindicato Médico critica que Canarias tiene la tasa más alta de España de pacientes por médico de familia, con 1.600 enfermos por cada facultativo

02.09.2014 | 02:00

Canarias, Valencia, Murcia y Baleares se sitúan un año más como las comunidades autónomas con peores servicios sanitarios, según el Informe de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública, que tiene en cuenta parámetros como las listas de espera, el gasto per cápita, el número de camas y profesionales, el gasto farmacéutico o la valoración de los ciudadanos.

Según informó el portavoz de la federación, Marciano Sánchez Bayle a las comunidades mencionadas le siguen Madrid, Extremadura, Cataluña y Castilla-La Mancha con servicios "deficientes"; La Rioja, Galicia, Cantabria y Andalucía con servicios "regulares" y Castilla y León, Asturias, País Vasco, Aragón y Navarra como las mejores clasificadas.

No obstante, Bayle advirtió que una mejor puntuación "no supone que no se hayan producido recortes y retrocesos en el sistema sanitario", sino que estas comunidades, o estaban en una mejor posición de partida o los recortes han sido menores.

Francisco Bautista, secretario general de Servicios Públicos, de UGT-Canarias, achaca la baja calidad del servicio sanitario en las Islas a la "pésima gestión" de la Administración, que según indica viene de lejos pero se ha evidenciado aún más durante la crisis.

Para empezar, Bautista indica que aunque el Gobierno regional no ha llevado a cabo despidos, sí ha dejado de contratar a 1.500 profesionales que antes trabajaban en la sanidad pública canaria y que, ahora, tras terminárseles los contratos ya no se les ha renovado.

Falta de planes
Además, el representante sindical critica la falta de planes estratégicos de urgencias extrahospitalarias, ya que esta carencia hace que los servicios de urgencias de los hospitales sigan saturados. "La población crece y tenemos la misma superficie para urgencias que hace 10 años", asegura. Por este motivo, añade, "aun si se contratara personal no se reduciría el tiempo de espera del paciente, ya que no hay espacio donde atenderlo".

También indica como otro aspecto que contribuye a la mala calidad de la sanidad canaria la falta de camas. "El número de camas no ha aumentado y se han cerrado plantas enteras".

Pero la mala gestión a la que se refiere Francisco Bautista va más allá. "Los quirófanos solo se utilizan por las mañanas a pesar de las listas de espera. Tenemos las instalaciones, tenemos los quirófanos, pero éstos no se abren por las tardes, mientras la sanidad privada los tienen funcionando todo el día", se queja.

Asimismo, "la mitad de los jefes de la sanidad pública no hacen nada. Habría que ponerles a trabajar. Pero como son amigos de políticos...", indica.

Por su parte, el portavoz del Sindicato Médico, Levy Cabrera, reconoció que la percepción de la población es de un empeoramiento del servicio. "Es un efecto de los recortes que se han producido", señaló. Según apuntó Cabrera, "lo que más destaca la gente es el aumento del tiempo de las listas de es pera, tanto en lo que a pruebas diagnósticas se refiere como a consultas de especialistas o intervenciones quirúrgicas".

"Como sindicato, pensamos que, efectivamente, se han mermado mucho los recursos humanos y la capacidad de contratación para los diferentes servicios", detalló Cabrera.

Refuerzos
Como ejemplo, comentó que se han dejado de reforzar diferentes especialidades e hizo hincapié en que se está resintiendo también la atención primaria. "El Archipiélago tiene la tasa más alta de España de pacientes por cada médico de familia", precisó Cabrera, "con 1.600 enfermos por facultativo".

Igualmente, criticó el hecho de que "desde que hay atención primaria, han convocado solamente tres ofertas de empleo público, cuando la normativa establece que hay que hacerlo una vez cada dos años". "Las últimas se convocaron en 2007, y todavía no han salido los resultados de los exámenes, algunos de los cuales fueron en 2010 y otros el año pasado", precisó. "Y eso que en teoría, tendrían que estar en cuatro meses, pero no lo están", agregó.

En concreto, el portavoz del Sindicato Médico comentó que esa situación resulta muy perjudicial para los facultativos que están pendientes de traslados, "ya que no se le da la oportunidad a la gente que quiere volverse para acá ni para los que quieren ir a otros sitios de la Península"

Enlaces recomendados: Premios Cine