Nuevos fármacos elevan la esperanza de vida de pacientes con melanoma

El doctor Espinosa alaba los efectos de estas medicinas ante el cáncer de piel

28.06.2014 | 02:00

Dos nuevos fármacos –el dabrafenib (Tafinlar) y el vemurafenib (Zelboraf)– logran prolongar la supervivencia de los pacientes con melanoma cuyo tumor ya se ha extendido a otros órganos del cuerpo mediante metástasis. Se trata de uno de los cánceres con mayores tasas de mortalidad.

El doctor Enrique Espinosa, miembro del GEM y jefe de Sección del Servicio de Oncología del Hospital La Paz de Madrid, explica que "es un tratamiento que se administra en pastillas o comprimidos y sirve para tratar el melanoma diseminado, el cáncer cutáneo más peligroso y la principal causa de muerte por enfermedades de la piel".

El melanoma es causado por los cambios que se producen en las células llamadas melanocitos, las cuales producen un pigmento en la piel denominado melanina. Esta es responsable del color de la piel y del cabello. Esa patología puede aparecer en la piel como un lunar o mancha que haya cambiado de aspecto.

"El tratamiento con dabrafenib y vemurafenib debe iniciarse y ser supervisado por un médico especializado en el uso de medicamentos anticancerígenos. Antes de comenzar, los pacientes deben tener un diagnóstico de mutación braf V600 positiva en el tumor, confirmado por un test validado" avanza el doctor Espinosa.

"El braf es una sustancia que está en todas las células y que interviene en el control de la división o multiplicación de las mismas. El problema es que cuando muta y comienza a dividirse sin ningún tipo de control y a toda velocidad. El fármaco lo que hace es atacar y bloquear esa proteína mutada y, de esta manera, la célula deja de dividirse y acaba muriendo", reseña el oncólogo.

Cada año es mayor el número de pacientes que presentan este tipo de cáncer de piel, que "suele aparecer en zonas donde no es habitual coger el sol, y sobre todo en personas que han acumulado en su piel la toma de sol de forma indiscriminada. Por ejemplo, en España se producen muchos casos de melanoma porque es un país de sol, aunque estamos más concienciados a la hora de protegernos contra su acción" asevera el experto.

Sin embargo, "las tasas de este tipo de cáncer en países del Este o del norte de Europa son altísimas, debido a la sobreexposición al sol probablemente cuando acuden a lugares de recreo y turismo. Son personas que desconocen los efectos nocivos que tiene esta manera de acumular rayos solares en la piel de forma tan indiscriminada", manifiesta el doctor Espinosa.

Se trata pues, de una medicina personalizada que mejora la calidad de vida y aumenta el tiempo de supervivencia. "Antes de disponer de este tipo de fármacos, cuando un melanoma se diseminaba, la esperanza de vida se fijaba entre siete y nueve meses, con ellos pasamos a hablar de entre 13 y 15 meses hasta tres años", refiere el facultativo.

Enrique Espinosa aclara que "no estamos curando el melanoma pero estamos aumentando la supervivencia. También mejora la calidad de vida de los enfermos porque, en aproximadamente el 80% de los casos, disminuye el tumor y por tanto los síntomas derivados del crecimiento del tumor que pudiesen padecer los pacientes."

De todas maneras, clarifica el doctor "hay que esperar a ver cómo evolucionan los pacientes a los que se les administra el último de los fármacos presentados, el dabrafenib, en un plazo futuro se puede conocer qué marcadores desarrollan los enfermos, por ahora, todos los indicadores señalan que en un plazo de seis meses, suele producirse una nueva aparición del cáncer, aunque con menor agresividad".

Los dos fármacos fueron presentados en la apertura del 5º Simposio del Grupo Español Multidisciplinar de Melanoma (GEM).

Enlaces recomendados: Premios Cine