Los docentes de Religión entregan más de 27.000 firmas para evitar la reducción de la materia

Unas 500 personas se concentran ante la Consejería de Educación contra la pérdida de horario y el despido de profesores

24.06.2014 | 02:00

En solo una semana, los docentes de Religión del Archipiélago han logrado recabar más de 27.000 firmas de apoyo en contra de la reducción del horario de la asignatura, anunciada por la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias. Los representantes del colectivo hicieron entrega ayer de las rúbricas en la sede de la Administración educativa en Tenerife, donde además se concentraron en torno a 500 personas según la organización para protestar ante la reducción de la materia y la posible pérdida de puestos de trabajo.

La movilización surge después de que el Gobierno de Canarias remitiera a los centros escolares una instrucción para el inicio del curso en la que, amparándose en la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce), se anunciaba la reducción de 90 minutos semanales a 45 la impartición de Religión.

Según explicó el presidente del sindicato ANPE, Pedro Crespo, la decisión del Ejecutivo canario es "incongruente" y argumenta que "la propuesta de curriculum aún sigue sin la aprobación del pleno del Consejo Escolar". Pero además, Crespo fue más allá y aludió a cuestiones políticas e ideológicas en esta decisión de la Consejería, dirigida por el socialista José Miguel Pérez: "¿Cómo es posible que el PSOE, que no está de acuerdo con la Lomce, la aplique según le interesa?", dijo el representante sindical

Crespo recordó que "en Andalucía por ejemplo se retrasa la puesta en marcha los articulados de la Ley que no son obligatorios, pero parece que por ideología política la Consejería de Educación entiende que cuanto menos Religión, mejor". Entre los argumentos esgrimidos por el colectivo para defender la materia se encuentra precisamente la aceptación que tiene la asignatura, optativa, entre la población canaria, ya que en torno al 85% de los padres y madres matriculan a sus hijos en Religión.

A ello se suma la defensa de los puestos de trabajo, ya que según los cálculos de ANPE, "la reducción horario puede suponer más de 200 despidos de profesores de Religión, además de la precarización del empleo para los que sigan contratados".

Para Pedro Crespo, el principal problema es que la Consejería de Educación "no escucha a los profesores" y explicó que "desde el pasado 2 de junio solicitamos una reunión José Miguel Pérez, no sólo para tratar el asunto de los profesores de Religión sino toda la implantación de la nueva Ley". Al respecto, avanzó que "esperamos que esta vez nos escuchen para no tener que tomar más medidas de movilización".

Mientras, desde la Administración educativa se sostiene que son los propios centros, a través de los consejos escolares los que deben tomar la decisión, ya pueden elegir el empleo de la segunda sesión, que puede destinarse tanto a Religión como a otra materia. Además, insisten en que se trata de una directriz planteada desde el Ministerio de Educación.

Enlaces recomendados: Premios Cine