Estudio económico

La cifra de pobres aumentó un 16% entre 2007 y 2012

Extremadura, Andalucía y Canarias son las regiones con mayor crecimiento del índice de pobreza

17.06.2014 | 16:08

El índice de pobreza humana en España ha aumentado un 1,7 % en el actual período de crisis económica por el incremento tanto en el porcentaje de pobres como de la tasa de paro de larga duración, y Extremadura, Andalucía y Canarias son las autonomías más castigadas por los efectos de esta situación.

Estos son algunos de los resultados más destacados de una investigación de la Fundación Bancaja y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE) hechos públicos hoy en rueda de prensa, que indican que las variables de salud y educación han mejorado en ese período, al contrario que la exclusión social.

El porcentaje de pobres ha crecido entre 2007 y 2012 un 16,2 %, mientras que la tasa de paro de larga duración se ha incrementado un 565 %.

Extremadura, Andalucía y Canarias son las regiones con mayor crecimiento del índice de pobreza frente a Navarra, País Vasco y Cantabria, que presentan los valores menores en relación a la media nacional, al tiempo que Murcia ha registrado una mejora en educación.

La pobreza material se ha incrementado en tres puntos porcentuales, lo que eleva el índice al 22,23 % de la población en 2012 (que no supera los 9.917 euros al año de gasto por unidad familiar), más acentuado en las comunidades del arco mediterráneo pese al buen comportamiento del sector turístico.

En peor situación están Cataluña, la Comunitat Valenciana y Andalucía, algo que está relacionado con la estructura productiva, la importancia de la construcción y el sector público (inversiones en infraestructuras).

La tasa de paro de larga duración ha crecido especialmente en Baleares, Murcia y La Rioja.

Las variables de salud y educación han mejorado a pesar de la crisis, algo que no ha ocurrido en otros países (Rusia y Grecia) en cuanto al primer indicador. En el caso de la educación, se ha reducido el porcentaje de jóvenes que abandonan los estudios como respuesta al desempleo.

No obstante, para Antonio Villar, investigador del IVIE y catedrático de la Universidad Pablo de Olavide, durante el "boom" de la construcción se ha creado "una bolsa enorme" de jóvenes sin empleo y sin formación que "va a costar tiempo digerir", y se prevé una mayor desigualdad porque las diferencias en formación se traducirán en diferencias de empleabilidad.

Además, cuando se tarda tiempo en encontrar empleo, lo aprendido "se disuelve rápidamente" y por tanto la inversión en educación "se disipa" deprisa, y los niveles educativos efectivos en el país "no son muy brillantes".

El investigador ha alertado de que las clases medias "están corriendo" hacia la zona de pobreza y se está polarizando la sociedad, y el tamaño medio de las familias pobres han crecido un 8 % para aprovechar las economías de escala.

Además, ha calificado de "sorprendente" la paz social existente en España con el alto nivel de desempleo, y ha precisado que las estructuras familiares están actuando "de gran colchón" de la crisis.

Enlaces recomendados: Premios Cine