Los comedores escolares de verano añaden educación física al inglés

CC, PP y NC reclaman que se amplíen la oferta de actividades y los horarios

11.06.2014 | 02:00

Monitores de inglés y educación física, auxiliares educativos, coordinadoras y coordinadores, atenderán este verano a los escolares que se inscriban en los talleres de inmersión lingüística con servicio de comedor que Educación ha organizado por segundo año consecutivo en los meses de julio y agosto. La Dirección General de Ordenación, Innovación y Promoción Educativa del Gobierno de Canarias maneja aún cifras provisionales, dado que se ha ampliado el plazo de inscripción en los centros educativos hasta el día 12 de este mes. Además, a partir de ese momento, aún puede haber incorporaciones gestionadas por los ayuntamientos.

El Consejero de Educación, Universidades y Sostenibilidad del Gobierno de Canarias, José Miguel Pérez, informó ante el pleno del Parlamento de Canarias de que en esta edición se incorporan acciones de mejora propuestas por los agentes implicados en el desarrollo de esta actividad el pasado año, tales como la ampliación de la oferta, incluyendo monitoras y monitores de educación física y personal adecuado para la atención del alumnado con dificultades de movilidad. "Tal y como se hizo el año pasado", apuntó Pérez", el personal que impartirá los talleres será seleccionado a través del Servicio Canario de Empleo y contarán con la formación y el material necesarios para el desempeño de su tarea, que les serán ofrecidos por la Consejería".

Según José Miguel Pérez, el perfil del personal a cargo de los escolares es el de monitoras y monitores de inglés con acreditación de nivel B2 en esta lengua, de educación física y actividades de animación sociocultural con el mismo nivel, a ser posible, y auxiliares educativos para el alumnado con dificultades de movilidad y para quienes presentan necesidades educativas especiales. Todos ellos deberán, además, acreditar la competencia pedagógica pertinente.

Centros

En cuanto a los centros de cabecera, la Dirección General de Ordenación, Innovación y Promoción Educativa, ya cuenta con una relación provisional, que se convertirá en definitiva cuando los ayuntamientos hayan comunicado las obras de mejora previstas en algunos de los centros propuestos.

Pérez explicó que los grupos se conformarán con ratios máximas de 15 alumnos y alumnas, de tal manera que "cumplamos con el doble objetivo, pedagógico y social, que perseguimos al organizar estas actividades". Efectivamente, el consejero manifestó que esta iniciativa contribuye a uno de los objetivos fundamentales del Gobierno de Canarias, consistente en mejorar la competencia del alumnado en lengua extranjera y que, desde el punto de vista social, "se potencia la convivencia del alumnado de diferentes centros, se promociona la competencia social y ciudadano y se permite compensar las desigualdades".

En el pleno celebrado ayer en el Parlamento, los grupos Popular, Nacionalista y Mixto en el Parlamento de Canarias reclamaron mejoras en el programa de apertura de los comedores y en los talleres de inmersión lingüística, para conseguir que lleguen a los que más lo necesitan y para permitir la conciliación con los horarios laborales, entre otras sugerencias.

José Miguel Pérez agradeció "las sugerencias bienintencionadas", pero calificó de "hipócrita" al PP por pedir mejoras en este servicio, que los populares rechazan en las regiones en las que gobiernan.

La comparecencia fue solicitada por el diputado nacionalista Nicolás Gutiérrez, quien pidió al consejero que resuelva las dificultades de matriculación que han tenido las familias, que busque la colaboración de los ayuntamientos, que amplíe los horarios de las actividades (actualmente de las 11:00 a las 13:00 horas, hasta las 14:00 para los que se quedan al comedor) para que sean compatibles con los horarios laborales y que mejore el contenido lúdico y deportivo.

Carmen Hernández, de Nueva Canarias, consideró que "algo falla" cuando no se cubren las plazas ofertadas, y pidió que se garantice el transporte escolar y que se elimine la visión "estigmatizadora" de este servicio, ampliándolo, aunque no sea a cuota cero, a todas las familias, no enfocarlo sólo a las que necesitan las ayudas de comedor.

Mercedes Roldós, del PP, mostró el apoyo de su grupo a la apertura de los comedores y a la oferta de talleres de inmersión lingüística, pero acusó al consejero de ningunear al Consejo Escolar, de no coordinarse con los ayuntamientos y de presentar una oferta poco atractiva, a la vez que reclamó la extensión del servicio para alumnos de la ESO y la ampliación de horarios.

José Miguel Pérez contestó que todo es mejorable, pero defendió que el Gobierno de Canarias fue el año pasado pionero en España en este servicio y subrayó que no hay recursos para ampliarlo a todos los niveles educativos ni a cualquier horario. Apuntó que los informes de la Agencia Canaria de Evaluación Educativa han demostrado que el sistema de inscripción es sencillo y que la información ha llegado a las familias, pero al final la decisión de inscribir a los niños es suya, no de la Consejería.

La oferta "es absolutamente abierta", dijo Pérez, y defendió las mejoras que se han introducido este año a la vista de la experiencia del verano de 2013. Pérez explicó que tras la primera experiencia del verano pasado, se ha realizado una evaluación con vistas a mejorar, para la que se ha consultado a todas las partes implicadas: familias, directores de centros, personal, empresas de catering y ayuntamientos.

Fruto de esa evaluación se han mejorado aspectos como la planificación, la difusión y ampliación de procedimientos de matrícula y la coordinación con los ayuntamientos, dijo.

Enlaces recomendados: Premios Cine