Galán: ´Esta medalla es el símbolo para trabajar todos en una historia común´

El Cabildo de Tenerife distingue al Mando de Canarias con la insignia de oro

10.06.2014 | 00:00
Reconocimiento institucional. El Cabildo de Tenerife reconoce la estrecha relación que ha mantenido la Capitanía General de Canarias con las Islas y, en particular, con Tenerife. Ayer se celebró el acto institucional de entrega de la Medalla de Oro de la corporación. En la imágen, el actual teniente general Pedro Galán junto al presidente insular Carlos Alonso.
Reconocimiento institucional. El Cabildo de Tenerife reconoce la estrecha relación que ha mantenido la Capitanía General de Canarias con las Islas y, en particular, con Tenerife. Ayer se celebró el acto institucional de entrega de la Medalla de Oro de la corporación. En la imágen, el actual teniente general Pedro Galán junto al presidente insular Carlos Alonso.

"Esta medalla de oro será a partir de este momento el símbolo del compromiso para continuar trabajando todos juntos en la construcción de una historia común en un prometedor futuro". Con estas palabras, el teniente general jefe del Mando de Canarias, Pedro Galán García, agradecía ayer por la tarde la concesión de la más alta distinción por parte del Cabildo de Tenerife a la Capitanía General de Canarias –denominado Mando de Canarias desde 2006– por sus 425 años de historia.

El acto se celebró en el Salón Noble de la corporación insular, en el que no cabía ni un alfiler, y al que asistió un nutrido grupo de mandos militares –entre ellos siete tenientes generales que estuvieron destinados en la Capitanía General– así como los consejeros de la corporación insular y alcaldes, entre ellos, José Manuel Bermúdez.

El presidente del Cabildo tinerfeño, Carlos Alonso, entregó la medalla al teniente general que, en su alocución, alabó la presencia de los generales a quienes les dijo que: "Vuestra presencia materializa los valores que el Cabildo ha tenido a bien reconocer. Al oír la llamada de vuestra capitanía, sin importar dónde ni cómo estabais, es decir, sin pensar en vosotros mismos, habéis liado vuestro pequeño petate y solo una pregunta ha salido de vuestras bocas: "¿Dónde y cuándo tengo que estar?". Y yo lo traduzco de la siguiente manera: si los canarios me requieren, allí estaré".

El teniente general señaló que "el militar accede a la carrera de las armas por vocación y en cada destino profesional la madura hasta convertirla en espíritu de servicio a los ciudadanos con los que se integra, integración que en Canarias es muy intensa porque el canario es persona de probado talante acogedor, sentido del humor, patriótico y amante de lo suyo. Los canarios tienen el don de hacer que el que llega se entregue fácilmente".

El presidente del Cabildo destacó la histórica vinculación de la Capitanía General con "el progreso y desarrollo económico de las Islas, en especial de Tenerife", desde que se instaló la Capitanía General en 1589. "Sería difícil entender la historia de Tenerife sin su Capitanía General; los máximos responsables del Ejército en Canarias no se atrincheraron detrás de las distintas sedes escogidas en la Isla a lo largo de cuatro siglos de historia. Se abrieron a la vida tinerfeña haciendo participar al Ejército de cuantas actividades fueran de beneficio para esta tierra y sus gentes. Son incontables los hitos que debemos agradecer a la Capitanía General", afirmó Alonso, quien recordó la participación del Ejército en 2002 para devolver a Santa Cruz y La Laguna su aspecto anterior a las riadas caídas el último día de marzo.

Añadió que "muchos tinerfeños y canarios han descubierto al Ejército trabajando codo con codo, hombro a hombro, en aquellos lugares donde fue necesario". "En emergencias, siempre, pero también en la construcción de caminos, carreteras, puentes y muelles. En el tendido del telégrafo submarino o las canalizaciones de agua. En el auxilio de las personas ante epidemias o catástrofes naturales. Pero también la Capitanía General cumplió con la Isla cuando le tocó batirse como soldados en los diferentes ataques de corsarios y la histórica resistencia al asalto de Horacio Nelson", concluyó.

El acto terminó con la interpretación de cuatro piezas folclóricas, el himno de Canarias y de España.

Enlaces recomendados: Premios Cine