Los capitanes generales destacan la fuerza de los soldados de Canarias

Siete mandos de las Islas narran sus vivencias en el cargo en una mesa redonda en el Teatro Guimerá con motivo de los 425 años de la Capitanía General

09.06.2014 | 23:46
Los capitanes generales destacan la fuerza de los soldados de Canarias
Los capitanes generales destacan la fuerza de los soldados de Canarias

El Teatro Guimerá acogió en la tarde de ayer los relatos de los años de estancia en Canarias de siete de los últimos diez capitanes generales que han estado al frente del Mando de Canarias. Solo fue un 5% de representación de los profesionales que han pasado por las Islas pero, para el general Emilio Abad Ripoll, moderador del acto de ayer, se trata de "147 hombres ilustres" que han tenido que pasar por difíciles situaciones, sobre todo con los acontecimientos de los siglos XVI y XVII. Todos son, según Abad "enamorados de su profesión que, a pesar de los riesgos y fatigas, han trabajado por nuestra seguridad".

Fue una tarde para recordar los momentos que estos siete militares tuvieron que protagonizar durante su estancia en las Islas. Pero no solo fueron ellos los protagonistas. Hubo un momento también para sus esposas, que siempre han estado junto a ellos sin hacerse oír.

El acto estaba enmarcado en la conmemoración del 425 aniversario de la Capitanía General de Canarias. En 1589, el Rey Felipe II creó el cargo de capitán general, abarcando, en un principio el aspecto militar, gubernativo y judicial. Sin embargo, posteriormente, los capitanes generales han ejercido el mando de las fuerzas de tierra, mar y aire de la guarnición del Archipiélago e, incluso, de los territorios del antiguo África Occidental Español.

Ha recibido diversos nombres a lo largo de la historia y no siempre se alojaron en Santa Cruz de Tenerife. Los seis primeros vivieron en Las Palmas de Gran Canaria y en 1650 la sede se trasladó a Tenerife, pero durante casi 70 años estuvo en La Laguna. A partir del número 25 los capitanes generales se asentaron de forma definitiva en Santa Cruz de Tenerife. Entre estos 147 militares, ha habido un obispo y solo seis de ellos han sido canarios.

José Antonio Romero Alés

"Tras estar en Tenerife, ya conozco la antesala del Paraíso"
El malagueño José Antonio Romero ejerció el cargo de capitán general desde septiembre de 1992 y hasta junio de 1995. Durante esos años siempre reconoció que "no hay mayor honor para un militar que ser capitán general de Canarias". En su toma de posesión aseguró que "para conocer un pueblo no solo hay que visitarlo, sino también convivir con su gente", y ésta fue una afirmación que puso en práctica durante sus años en Canarias. Ayer reconoció que a las Islas llegó con preocupación e inquietud pero que el trato que recibió le hizo la vida muy agradable. Romero asegura que, cuando viajaba a Madrid, sus compañeros le comentaban la suerte que tenía de vivir en un clima tan bueno "pero yo les decía que la verdadera bondad estaba en la población, más allá del clima o el paisaje". Durante su discurso de despedida, aseguró al por entonces Obispo de la Diócesis Nivariense: "No sé cómo será el Paraíso, pero después de tres años en Tenerife, la antesala ya la conozco".

Antonio Ramos Yzquierdo Zamorano

"Nunca pensé que pudiera lograr tanto, yo aspiraba a ser coronel"
Antonio Ramos Yzquierdo es chicharrero y desempeñó su cargo desde diciembre de 1997 hasta mayo de 2000. Durante ese periodo, además de sentir el orgullo de ocupar el cargo, también llevó consigo su condición de tinerfeño. Estando en la Capitanía General tuvo que enfrentarse al cese del servicio militar obligatorio y al desafío de que las unidades se quedaran vacías durante un tiempo. "Nunca pensé que pudiera lograr tanto, yo aspiraba a ser coronel de regimiento y vivir en el chalet de Almeyda pero caí un poco más al oeste", bromeó.

Emilio Pérez Alamán

"Era aficionado al senderismo y en dos años recorrí las Islas"
Emilio Pérez fue capitán general entre junio de 2004 y junio de 2006. El madrileño fue escueto en su toma de posesión: "Servir será nuestro lema", aseguró entonces. Aficionado al senderismo, durante sus dos años en el cargo recorrió a pie todas las Islas mientras tuvo que hacer frente a la crisis acontecida por la llegada a Canarias de cayucos desde las costas africanas. De estos momentos recuerda el trabajo que realizaron el Mando de Canarias y la Policía Nacional, aunque ello les supusiera perder fuerzas y materiales en el intento de poner una solución a tan grave situación.

José Luis Vega Alba

"Ni ambicioné ni pretendí nada especial, solo disfruté"
El militar de Algeciras José Luis Vega Alba ocupó el cargo de capitán general entre diciembre de 2006 y enero de 2010 y resaltó la labor del Cuartel de Almeyda como un espacio en el que el Ejército se daba a conocer. Durante sus años en Tenerife tuvo clara la particularidad que supone trabajar en Canarias, al ser un espacio diferente en el que hay que "tener cierto margen de maniobra para adaptarse a un territorio lejano y característico", aseguró ayer. Durante los años en el Mando de Canarias pudo sentir el calor de la gente pero también vivió momentos desagradables como el accidente del avión de la compañía Spanair en el aeropuerto de Adolfo Suárez. "Ni ambicioné ni pretendí, solo disfruté", aseguró en su despedida del cargo y volvió a reafirmarse ayer.

José Ignacio Medina Cebrián

"Me propuse mejorar cada día la preparación de los soldados"
El palentino José Ignacio Medina pasó poco tiempo como capitán general, solo de enero de 2010 a julio de 2011 pero durante ese tiempo se propuso vertebrar las relaciones del Ejército con la sociedad canaria y "mejorar la preparación física y técnica de los soldados", explicó ayer. Así, guarda buenos recuerdos de las conmemoraciones del Día de las Fuerzas Armadas, cuando el Ejército muestra al pueblo todos los secretos de la profesión.

César Muro Benayas

"También hay que recordar a las familias de las víctimas"
César Muro desempeñó el cargo de capitán general desde julio de 2011 y hasta julio de 2012. El toledano reconoció ayer que era "un canario frustrado" porque ha visitado muchas veces las Islas pero nunca se ha quedado mucho tiempo, como cuando fue destinado al Mando de Canarias. A pesar de su corta estancia, le dio tiempo de comprobar que "lo mejor estaba en Canarias". Muro le puso nombre ayer a las víctimas de la guerra en Afganistán y para él, en esos momentos, el toque de oración tuvo un nuevo significado. "No era un momento para acordarse solo de los muertos, sino también de los heridos, de sus familias y de todo lo que les quedaba por sufrir", expresó ayer.

Juan Martín Villalón

"El trabajo de Ejército y sociedad demuestra que la unión hace fuerza"
Juan Martín estuvo al frente del Mando de Canarias entre octubre de 2012 y febrero de 2014. Durante los últimos meses en los que desempeñó el cargo fue participe de la conmemoración de los 425 años de vida de la Capitanía General de Canarias. Para él, el balance es claro: "Se han realizado más de 200 obras de interés público y se organizan una 160 actividades de carácter anual", citó. Asimismo, resaltó los conciertos que se organizan en Canarias en los que se demuestra que "la unión hace la fuerza", refiriéndose al trabajo de Ejército y sociedad.

Enlaces recomendados: Premios Cine