Las empresas que construyeron el Grantecan lideran el diseño del E-ELT

La experiencia adquirida en el telescopio del Roque de los Muchachos da ventaja a las compañías españolas para las licitaciones de la lente que se situará en Chile

03.06.2014 | 02:00

Las empresas españolas que se encargaron de la construcción del Gran Telescopio Canarias son las que en estos momentos lideran el diseño del Telescopio Europeo Extremadamente Grande (E-ELT por sus siglas en inglés). Según explicó el director del Grantecan, Pedro Álvarez, "las compañías de este país están muy bien posicionadas" de cara a conseguir estas obras. "Están tremendamente preparadas por la experiencia que adquirieron y el gran trabajo que realizaron construyendo el Grantecan", apostilló.

De hecho, según comentó, la paternidad del diseño de la cúpula del E-ELT, cuya recreación se ha repetido en numerosas portadas científicas, es de la empresa IDOM, con sede en Bilbao, que ha trabajado con frecuencia con el Instituto Astrofísico de Canarias (IAC).
Asimismo, los diferentes aspectos de la estructura del gran telescopio europeo corresponde a Iberespacio, Ghesa y NTE-Sener, todos ellos aglutinados en Empresarios Agrupados, una organización de ingeniería fundada en 1971 para el lanzamiento de un ambicioso programa nuclear en España.

Por ejemplo, NT-Sener trabaja en el diseño conceptual y validación de las prestaciones la unidad de estabilización de campo del quinto espejo del E-ELT, mediante el diseño e integración de un demostrador a escala real para el diseño de la fase B del telescopio.

Por otro lado, en cuanto a los soportes para el espejo primario (que tendrá un diámetro de 42 metros constituido por 984 segmentos), es la empresa madrileña CESA la que se encuentra trabajando en su desarrollo. En concreto, desarrolla el diseño conceptual de la célula del espejo primario; el diseño y fabricación de tres prototipos de subunidades de segmento para el espejo primario y el diseño y fabricación de tres prototipos de actuadores electromecánicos para el espejo primario.

La entrada de España, con 37 millones de euros, en el consorcio de la gran lente europea que autorizó el pasado viernes el Consejo de Ministros abre la puerta a que las empresas españolas accedan a las distintas licitaciones internacionales que se convocarán para la construcción de esta ambiciosa infraestructura científica. De hecho, según los cálculos avanzados por el Gobierno estatal, las compañías patrias podrían quedarse con una parte del pastel que ascendería a 130 millones de euros.

Pedro Álvarez señaló, asimismo, que el instituto llevará a cabo cierta actividad de apoyo a las empresas españolas que concurran a los procesos de licitación. Resaltó que algunas de estas compañías ya han participado en proyectos de tanta relevancia como el telescopio solar o el telescopio sinóptico, ambos americanos.

En cuanto al aspecto puramente científico, el director del telescopio palmero indicó que, como astrónomos, el paso dado por España para entrar en el consorcio del E-ELT ha sido lógicamente bienvenido por parte de toda la comunidad de astrónomos española. Así, aclaró que su equipo participará "en cierta medida porque tenemos un acuerdo de colaboración, por un lado, haciendo observaciones astronómicas y, por otro colaborando con la problemática con la que se vayan a enfrentar en un futuro".

La relación entre la institución astronómica europea y la canaria siempre fue estrecha. De hecho, el propio Álvarez participó en los primeros debates sobre el E-ELT.

Enlaces recomendados: Premios Cine