Canarias guarda el archivo histórico más importante de la República

La nieta del presidente Juan Negrín entregó ayer de forma oficial los miles de documentos del legado de su abuelo a su ciudad natal, la capital grancanaria

14.12.2013 | 17:30
Carmen Negrín muestra a los presidentes de Canarias y del Cabildo grancanario objetos de su abuelo.
Carmen Negrín muestra a los presidentes de Canarias y del Cabildo grancanario objetos de su abuelo.

"Pienso que Juan Negrín habría querido que este importante fragmento de la historia de su país regresara a España, y tal vez le alegraría saber que lo que hace casi 75 años salió por el norte del país, ahora regresa a él por el extremo sur, y más precisamente por la ciudad que le dio la vida", subrayó ayer Carmen Negrín, nieta del presidente socialista del Gobierno republicano, durante el emotivo acto que oficializó la entrega del archivo de su abuelo a la Fundación que lleva su nombre, y la vez la recepción de las llaves que abren la puerta de la institución, en el número 30 de la calle Reyes Católicos, en Las Palmas de Gran Canaria.

Le correspondió realizar tan solemne cesión al presidente del Cabildo de Gran Canaria, José Miguel Bravo de Laguna, mientras que José Medina, presidente de la Fundación, actuó como depositario o receptor de las llaves de la que es ya la sede del archivo histórico de la II República española más importante que hay en el país.

En el inmueble rehabilitado, antigua sede de la Caja de Reclutas, se reunió ayer un auditorio cuajado por representantes públicos, en especial del PP y el PSC, partidos aliados para llevar a buen fin el traslado desde París de los más de 100.000 documentos del también científico grancanario. Sus exigencias [de Juan Negrín] "se podían resumir en dos palabras: democracia, es decir, el gobierno por y para el pueblo; y república, es decir, la res pública, la cosa pública, el bien del pueblo", afirmó su nieta.

El presidente del Gobierno Canario, Paulino Rivero; José Miguel Pérez, vicepresidente del Ejecutivo regional y consejero de Educación; Francisco Hernández Spínola, consejero de Justicia; Auxiliadora Pérez Díaz, consejera insular de Presidencia; Larry Álvarez, coordinador insular de Cultura; el eurodiputado socialista Juan Fernando López; el diputado de Nueva Canarias Román Rodríguez; el consejero insular de CC Fernando Bañolas; el diputado del Común, Jerónimo Saavedra; Carlos Guitián, director general de Universidades; la diputada regional del PP Mercedes Roldós; el director general de la Caixa en Canarias, Andrés Orozco, fueron, entre otros, los cargos que se acercaron a la nueva Fundación para rendirle homenaje.

"La historia de un país", continuó Carmen Negrín, "se forma con ese bien público, un país solo se puede construir con su pasado y por eso mismo consideré que era esencial que los españoles tengan acceso a su historia".

A la llegada ayer al edificio de Paulino Rivero y José Miguel Bravo de Laguna, Carmen Negrín les enseñó una pequeña muestra de los documentos del Archivo de Juan Negrín. Es una colección de elementos significativos que ya se encuentra expuesta en unas vitrinas en la entrada del recinto. Entre los documentos, fotografías y otros objetos personajes, destacaba una caja de metal, una lata redonda que se confunde con una polvera, que contiene la Constitución de 1931, así como las gafas que utilizó Juan Negrín.

En su discurso, Medina señaló que la Fundación Juan Negrín finaliza por fin con este acto una larga etapa dedicada al logro de los que son sus principales objetivos: "salvaguardar y proteger el contenido del archivo" del último presidente de la República "mediante su completa digitalización", así como culminar el traslado "a España de toda la documentación de Juan Negrín".

"Depositar en su ciudad natal el archivo documental del médico, humanista y político don Juan Negrín es proporcionar el regreso a sus raíces de una rama de nuestra identidad canaria y española, indisolublemente unida; sin Canarias no se entiende a Negrín, y sin España no se entiende a Canarias", afirmó Medina.

El presidente de la Fundación quiso resaltar "la exquisita sensibilidad de Carmen Negrín con la ciudad y la isla natal de la familia Negrín", a la vez que agradeció a la nieta del estadista "la defensa en la custodia de su legado, la prudencia en la toma de decisiones y el rigor exigido en su conservación".

El presidente del Cabildo grancanario, José Miguel Bravo de Laguna, por su parte, resaltó el talante moderado del catedrático grancanario y lo exculpó de las controversia a la que siempre ha estado unido, que atribuyó al desconocimiento de su persona y trayectoria. "Y es que, quizás, Negrín fuera lo que hoy llamaríamos un hombre de centro, aunque no nos corresponde a nosotros valorar cuestiones que fueron, han sido y serán analizadas por una legión de historiadores".

Acto de justicia
Paulino Rivero señaló que el traslado del Archivo a Gran Canaria es "un acto de justicia" . "Entender su papel y contribución en la etapa más trágica de la historia de España, su admirable capacidad mediadora y dialogante, también facilitará los esfuerzos de quienes han luchado por el recuerdo y dignificación de los olvidados, de los desaparecidos, de los desterrados y de los exiliados", añadió.

Desde la Fundación, que tiene al frente de la labor investigadora a Sergio Millares, se insiste en el valor extraordinario de los miles de documentos. En este sentido, subrayan los llamados papeles del oro de Moscú, cuyos originales fueron cedidos a Franco en 1956, pero que hasta ahora no han podido ser consultados con libertad. La Fundación espera hacer lo contrario con la copias autorizadas que dispone en su fondo.

El Archivo de Juan Negrín permitirá seguir el rastro de la vida y las reflexiones de una personalidad clave en la historia de España. Allí están sus dibujos de la época de estudiante en Leipzig, su fotos en la ciudad que le vio nacer en 1892, su correspondencia con Stalin, el exilio, sus discursos, las cartas en busca de la paz entre los socialistas y mucho más.

Enlaces recomendados: Premios Cine