Adictos a las dos ruedas

l Los canarios, los más moteros del país con 3.700 kilómetros recorridos al año

01.09.2013 | 02:00
en una playa de Lanzarote.
en una playa de Lanzarote.

365 días de buen tiempo para sentir la libertad con sus máquinas, curvas de infarto que permiten planchar el asfalto y paisajes sobrecogedores que se disfrutan mejor desde la atalaya de una moto. Canarias es el paraíso de los adictos a las dos ruedas. O por lo menos, en el Archipiélago han nacido muchos de los que llevan en la sangre ese tipo de adrenalina especial; la que te chuta no entender la vida si no es encima de una motocicleta.
Las estadísticas lo avalan. Según una encuesta del comparador de seguros Seguro.es, las Islas son la región con más moteros de toda España. Se trata de unos 80.000 amantes de la velocidad que con sus cruisers, choppers, ruser, superbikes o vespas llevan a sus espaldas el récord de kilómetros quemados de todo el país.
Dicen que lo de ser motero viene de nacimiento. "Se es o no se es", se les llena la boca afirmando. Una filosofía de vida que ensalza los valores del compañerismo, la libertad y el contacto con la naturaleza que encaja a la perfección en Canarias. Según los registros que posee el Gobierno regional, en el Archipiélago hay más de 400 asociaciones de estos amigos de las dos ruedas. Aunque la mayoría se concentran en Tenerife y Gran Canaria, con alrededor de 200 clubes en cada una, la pasión motera se reparte por toda la geografía isleña. A las Islas capitalinas les siguen muy cerca Fuerteventura y Lanzarote, con entre 60 y 80 sociedades cada una. La Palma (tres), El Hierro (tres) y La Gomera (dos), completan el mapa motero.
En la Islas la moto se emplea para desplazarse al trabajo, a casa o a las actividades rutinarias, sí, pero en la gran mayoría de los casos, la burra se pone en marcha para disfrutarla. El 70% de los canarios utiliza su vehículos de dos ruedas como segundo medio de transporte, es decir, como su gran hobby. Domingos de vuelta a las Islas, quedadas en masa, excursiones fuera del Archipiélago, tenderetes y también actividades solitarias que comparten semana tras semana los enamorados de este mundillo...

El Archipiélago se presta. "Tenemos el mejor clima del mundo para salir en moto y, encima, nuestra orografía abrupta nos permite curvear, que es lo que más le gusta a un buen motero", explica David Hernández, aficionado y reportero del mundo de las motos. Los demás lo confirman. "Influye mucho el buen tiempo y lo cortas que son las distancias en las Islas, aunque yo salgo aunque truene, eso se lleva en la sangre", revela Pilar Granja, una de las que lleva subida a una moto desde que tiene uso de razón.
Los hay de todos los gustos. A algunos les va más la salida en solitario, otros prefieren una buen pique en grupo. Hay quien viaja con su moto a cuestas y quien no puede salir de casa si no es apretando el acelerador. De todas las edades, niveles económicos y lugares. Es una fiebre. Quien ya está contagiado alerta de que desde que se prueba, no se puede dejar.

Enlaces recomendados: Premios Cine