Los jornaleros andaluces se llevan de un ´híper´ 10 carros de material escolar

El SAT repartirá los lotes entre las familias más necesitadas

31.08.2013 | 02:00
Establecimiento de Carrefour en Sevilla donde el SAT se llevó ayer diez carros de material escolar.
Establecimiento de Carrefour en Sevilla donde el SAT se llevó ayer diez carros de material escolar.

Un año después de que los jornaleros del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) protagonizaran el verano asaltando supermercados para llevarse carros de comida, unos 200 simpatizantes de la organización se han apropiado de 10 carros llenos de material escolar "para las familias que no tienen nada".
Encabezados por su secretario general, Diego Cañamero, decenas de jornaleros han entrado "de manera discreta" en el establecimiento de la cadena Carrefour en el barrio sevillano de Montequinto, llevando cada uno de ellos una lista en la que figuraba lo que tenían que coger de las estanterías.
"Cinco libretas de cuadraditos, cinco libretas de dos rayas, un compás, una tijera de punta redondeada, una cajita de lápices de colores, un juego de reglas, tres sacapuntas,..." y así hasta 18 artículos que los asaltantes han ido recopilando uno por uno para llenar hasta arriba diez carros del supermercado.
Tras hacerse con su "botín", los jornaleros han sacado los carros del establecimiento explicando a los responsables de seguridad "que no se alteraran, que era una acción del sindicato y que responderían ante la justicia si hubiera algún tipo de denuncia", indicó Cañamero, que lo calificó como "una expropiación".
El responsable del SAT no ha desvelado el lugar en el que han guardado el material a la espera de clasificarlo en lotes y decidir "en qué barrios y colegios se distribuye para que las familias cubran sus necesidades".
Para Cañamero se trata de una acción "simbólica" y no de un delito: "Es una acción que no está legalizada, pero es un acto solidario, y ya que Carrefour dice que dona comida a los bancos de alimentos, pues que nos done también estos carros. Les hemos ahorrado trabajo", argumentó.
Los jornaleros avanzaron que el asalto de ayer no va a ser el último "porque cuando el hambre llama a las puertas a los gobiernos les tiene que dar vergüenza", afirmó Cañamero, que descarta que su comportamiento vaya a ser secundado por los ciudadanos.

Enlaces recomendados: Premios Cine