ONG

Supervivientes de Hiroshima, por la desnuclearización

Han llegado a Barcelona en el Barco de la Paz, para hacer un llamamiento por un mundo libre de armas nucleares

26.08.2013 | 16:50
El Barco de la Paz, a su llegada a Barcelona
El Barco de la Paz, a su llegada a Barcelona

Nueve supervivientes de los bombardeos de Hiroshima y Nagasaki, que pusieron fin a la II Guerra Mundial en agosto de 1945, han participado este lunes en un acto para promover la paz y el entendimiento globales, así como la desnuclearización.

El evento se enmarca dentro del proyecto "Viaje Global por un Mundo Libre de Armas Nucleares" que lleva a cabo la ONG Peace Boat (Barco de la Paz) desde el año 2008 y que pretende hacer un llamamiento para que haya un mundo libre de armas nucleares.

Los Hibakusha (nombre por el que se conoce a los supervivientes del ataque nuclear) participantes habrán visitado 19 países de todo el mundo cuando termine el trayecto de la presente campaña en octubre de este año.

El acto se ha realizado en la Escuela Sadako de Barcelona, que lleva el nombre de una niña víctima de los bombardeos y que centra los valores de la escuela en la paz.

Allí, el superviviente Okamoto Tadashi, que tenía un año cuando la bomba de hidrógeno de Hiroshima estalló a dos kilómetros de donde se encontraba, ha defendido que "la problemática nuclear no solo está relacionada con las armas, sino también con las centrales", en clara alusión al accidente de Fukushima, cuyas consecuencias aún colean.

Además, y en referencia al lugar en que ha tenido lugar el acto, ha señalado que "Sadako sufrió el impacto de la bomba en la misma región" en la que él vivía, pero con diferente suerte.

Como colofón, el nieto de uno de los pilotos de los bombarderos en Hiroshima y Nagasaki, Ari Beser, ha comparecido ante el público y los Hibakusha. "Mi abuelo, Jacob Beser, estaba en los aviones que lanzaron las bombas", ha detallado.

El joven Beser ha buscado y encontrado al sobrino de Nadako y está siguiendo el Barco de la Paz a lo largo de su recorrido para conocer mejor a los protagonistas de la masacre y hacer un reportaje sobre ello.

De los nueve supervivientes participantes en la campaña, seis se encontraban en Hiroshima y tres en Nagasaki en el momento de los bombardeos y sus edades oscilan entre los 68 y los 85 años.

Sin embargo, la edad media de los Hibakusha supera ya los 78 años, según ha explicado Tadashi, y por eso la ONG se está afanando en dar a conocer sus testimonios, para que sus experiencias no se pierdan y puedan "transmitir al mundo las devastadoras tragedias causadas por las armas nucleares y seguir transmitiendo sus testimonios en el futuro".

"Yo trabajo activamente para ofrecer ocasiones de alcanzar la paz", ha esgrimido Tadashi, que ha estado escoltado por activistas antinucleares iraníes, cuyo país también se encuentra en el ojo del huracán porque occidente teme que use sus reactores para crear una bomba nuclear.

Para concienciar del peligro que, defiende, conlleva esta energía, Tadashi ha dicho que "muchos Hibakusha sobreviven, pero sobreviven con enfermedades graves".

El evento, casi litúrgico al final, se ha cerrado con un sentido "El cant dels ocells", del violoncelista catalán Pau Casals, que ha interpretado una profesora de música de la Escuela Sadako.

Enlaces recomendados: Premios Cine