Una de cada seis plazas universitarias queda vacante en Canarias

Las dos universidades canarias dejaron sin cubrir más de 1.500 puestos de nuevo ingreso el curso pasado

21.08.2013 | 02:08
Estudiantes por el campus universitario de Anchieta en La Laguna.
Estudiantes por el campus universitario de Anchieta en La Laguna.

Alumnos sin plaza y plazas sin alumnos. Esta es la gran paradoja de las universidades canarias donde uno de cada seis puestos ofertados se quedan vacíos. Según datos publicados por el Ministerio de Educación, las dos instituciones universitarias del Archipiélago dejaron sin cubrir 1.597 vacantes de nuevo ingreso el curso pasado por falta de estudiantes, aunque otros alumnos no pudieron matricularse en las carreras deseadas porque la demanda superó la oferta. Las Islas además, capitanean el ranking de las comunidades cuyas universidades presentan más asientos desocupados, solo superada por Extremadura. Aunque son datos del 2012, todo apunta a que este año, en Canarias, seguirán existiendo muchas plazas vacantes.
La última estadística del Ministerio de Educación revela que el 16,84% de los puestos de nuevo ingreso en las universidades isleñas se quedaron libres durante el curso 2012-2013. Y es que de las 9.485 plazas que ofertaron las instituciones docentes antes de iniciarse el curso, solo 7.888 se llegaron finalmente a ocupar. Por ramas de enseñanzas, los estudios de Ciencias de la Salud, fueron, como es habitual, los únicos capaces de no dejar ni una vacante el primer año, mientras aumentaron las plazas libres en Ingeniería y Arquitectura.
Las aulas universitarias canarias son así las segundas más vacías del país. Por encima del Archipiélago se sitúa Extremadura, donde las vacantes libres llegaron al 19,43% del total el año pasado. Junto a los isleños y los extremeños, también se enfrentan a esta paradoja los alumnos de Castilla y León (15,29%), Aragón (14.10%) y Madrid (13.76%). Por el contrario, generalmente se cubren todas las vacantes, incluso algunas más de las ofrecidas, en Navarra y La Rioja.
De las 9.980 plazas de grado ofrecidas el curso pasado por las dos universidades canarias, 5.015 correspondían a ciencias jurídicas y sociales, 2.131 a ingenierías y arquitectura, 1.065 a artes y humanidad, 1.344 a ciencias de la salud y 425 a ciencias. Aunque los datos de este año aún no se conocen de forma exacta, lo cierto es que las carreras más demandadas en el Archipiélago siguen siendo las mismas. En este curso, Medicina vuelve a ser la carrera de la Universidad de La Laguna con más peticiones de plazas. La institución tinerfeña ha recibido más de 1.300 peticiones para acceder al grado de Medicina que oferta solo 135 plazas.
Los siguientes grados preferidos por los alumnos de la universidad tinerfeña este año son el de Psicología, con 1.167 solicitudes para 180 vacantes; Maestro en Educación Primaria (1.104 para 260 puestos); Administración y Dirección de Empresa (980 para 175 vacantes) y Enfermería (970 para 100 plazas), según los datos ofrecidos por el Gabinete de Análisis y Planificación de la institución docente.
Aunque la mayoría de los alumnos que solicita plaza en la Universidad de La Laguna logra matricularse en la titulación que desea, un 30% se queda por fuera. Tras dos años de estudios en Bachiller y una dura semana de exámenes en la Prueba de Acceso a la Universidad, a los alumnos se les cierran las puertas para poder estudiar su carrera preferida. El sistema de calificación y la enorme demanda de algunas titulaciones, hace que, al final, tres de cada diez estudiantes no logren cursar el grado que solicitaron.
Nacional
Según la estadística del Ministerio, en conjunto del país se registraron un total de 408.151 preinscripciones en titulaciones elegidas en primera opción para las 245.584 plazas de nuevo ingreso ofrecidas en total. Finalmente, se ocuparon 226.645, así que el 7,71 % quedó sin cubrir.
No obstante, la tasa conjunta de plazas vacías se ha rebajado en comparación con el curso anterior (2011-2012), cuando 20.320 quedaron sin alumnos, el 8,3% de las 245.276 ofrecidas. Entonces, una cuarta parte de las enseñanzas de grado de las universidades públicas presenciales tenía 50 alumnos de nuevo ingreso o menos; un 6,2% (unas 140 titulaciones) contaba con 20 o menos y un 1,8% (40 carreras) tenía matriculados menos de diez, según datos de Educación.
En el extremo contrario, un 38,2% de las titulaciones comenzaron el curso con más de un centenar de alumnos nuevos, si bien con diferencias por ramas de enseñanza.
Así, en torno a la mitad de las titulaciones sociales, jurídicas y sanitarias, por ejemplo, tuvieron más de cien estudiantes matriculados por vez primera; un tercio de las ingenierías, menos de 51; y el 12 % de las de Artes y Humanidades, menos de 21.
Por ramas de enseñanzas, los estudios de Ciencias de la Salud fueron los únicos capaces de no dejar ni una vacante de primer año; es más, los matriculados (33.848) superaron ligeramente las plazas disponibles (33.736); en este caso, la demanda (126.801) casi cuadruplicó la oferta.
Por el contrario, quedaron vacías el 12,45% de las 55.729 plazas para nuevos alumnos de Ingeniería y Arquitectura; el 8,65% de las 26.468 de Artes y Humanidades; el 8,21% de las 112.633 de Ciencias Sociales y Jurídicas (grupo con mayor oferta), y el 3,37% de las 21.339 de Ciencias.

Enlaces recomendados: Premios Cine