La ola de calor concede una tregua al Archipiélago a partir de mañana

La Aemet desactiva los avisos por calor en todas las Islas

17.08.2013 | 02:00

La intensa ola de calor que Canarias sufre desde hace una semana dará un respiro por fin mañana a los isleños. Los termómetros, que todos estos días han superado los 35 grados en muchas partes del territorio, superando los 40 en algunos puntos, bajaran mañana gracias a la irrupción de los alisios. Hoy ya ha refrescado en Lanzarote y Fuerteventura, que ya no se encuentran en aviso por altas temperaturas. El aviso amarillo sí se mantiene para hoy en el resto de las Islas, menos en el sur de Gran Canaria que eleva este nivel hasta el amarillo. Mañana la Agencia Estatal de Meteorología rescinde los avisos por altas temperaturas en todas las Islas. La Agencia Estatal de Meteorología ha activado para hoy el aviso amarillo para la provincia occidental por fuertes vientos, que mañana también será desactivado.
Ayer la temperatura máxima se registró en el municipio grancanario de Agüimes, que superó a las dos de la tarde los 40 grados. En la provincia de Santa Cruz de Tenerife la temperatura máxima se registró en La Laguna, donde los termómetros llegaron a marcar 37,9 grados a las cuatro de la tarde.
A pesar de que el intenso calor remitirá el domingo, el riesgo de incendios en el Archipiélago es muy alto. Todas las Islas se encuentran en alerta por el fuego y por eso las instituciones isleñas extremas las precauciones para evitar cualquier incidente.
Este el caso del Cabildo de La Palma que solicitó ayer a toda la ciudadanía que extreme las precauciones este fin de semana, ya que las altas temperaturas y el viento en las zonas altas de la Isla serán constantes y esto facilita que se produzcan conatos.
El consejero insular de Medio Ambiente, Julio Cabrera, señaló que en estos días se han registrado temperaturas superiores a los 40 grados en los montes palmeros, por lo que ha pedido una "preocupación extrema" de los usuarios de estas zonas de cumbre y de todos los ciudadanos de la Isla. Según Cabrera, las altas temperaturas y cualquier descuido pueden ser el origen de un "desafortunado incidente" que ponga en peligro los espacios naturales de La Palma, y ha precisado que son las colillas y la quema desautorizada de rastrojos lo que provoca la mayoría de este tipo de incidentes. En este sentido, durante el fin de semana, y hasta que sea "estrictamente necesario", se ha prohibido la quema de rastrojos y la utilización de fuegos artificiales, ha informado el consejero. Por otra parte, ha invitado a todos los ciudadanos a que utilicen el servicio prestado por el Cecopin para informar de cualquier anomalía o incidente que detectasen.

Enlaces recomendados: Premios Cine