El futuro en el vuelo de las aves

Las especies migratorias ayudan en la investigación del calentamiento del planeta

14.08.2013 | 02:00
Ornitólogos canarios observan y anillan aves en el Parque Nacional de Souss-Massa de Agadir.
Ornitólogos canarios observan y anillan aves en el Parque Nacional de Souss-Massa de Agadir.

En el Parque Nacional de Souss-Massa de Agadir, en la costa atlántica de Marruecos, ornitólogos canarios observan y anillan a las aves migratorias procedentes de Europa en un estudio experimental para determinar los avances del desierto y el cambio climático, además de predecir sus efectos en las Islas y el sur europeo.
El proyecto Climatique comenzó en marzo y se extenderá hasta final de 2013 coordinado por el Instituto Tecnológico de Canarias, con financiación de la Unión Europea, y durante la primavera se han realizado trabajos de anillamiento de 750 aves paseriformes, un censo de acuáticas y el seguimiento de aves marinas.
Juan José Ramos, coordinador del proyecto y ornitólogo de Birding Canarias, afirma en una entrevista con Efe que el objetivo es estudiar parámetros para determinar cómo avanza el cambio climático en el Sur de Marruecos y usarlo como escenario predictivo de lo que podría suceder en el futuro en Canarias y el Sur de Europa.
Este territorio al sur de Agadir es una de las principales rutas migratorias entre Europa y África y el Parque Nacional de Souss-Massa se sitúa en el límite entre el desierto y la región mediterránea.
Para ello, se efectúa una campaña de anillamiento de aves en primavera y en otoño y se hace un seguimiento de las acuáticas que se reproducen en el río Massa y de las migratorias en la desembocadura del río Souss.
La tercera parte del proyecto es divulgativa con la población local.
Durante la campaña de anillamiento prenupcial se capturaron en primavera un total de 931 ejemplares correspondientes a 44 especies de 13 familias diferentes, detalla Juan José Ramos. De esta cifra, 720 fueron aves anilladas por primera vez, y el resto controles de aves locales y alrededor de una decena de recuperaciones, entre las que habían aves anilladas con anterioridad en Reino Unido, Bélgica, Francia, Portugal y España. La mayor parte de estas aves crían en Europa y pasan el invierno en el Sahel, en el África subsahariana.

Enlaces recomendados: Premios Cine