Vacaciones

Un verano con barreras

Los discapacitados observan como los problemas de accesibilidad se multiplican en estas fechas

08.08.2013 | 20:29

Playas sin rampas de acceso, problemas para embarcar en un avión o web para reservar viajes no accesibles son algunas de las muchas dificultades con las que se encuentran las personas con discapacidad que, especialmente en verano, les impiden disfrutar de las vacaciones con plenitud.

La directora ejecutiva del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi), Pilar Villarino, asegura, en declaraciones a Efe, que las barreras con las que se encuentra este colectivo no son solo arquitectónicas sino todas aquellas que dificultan a estas personas disfrutar del turismo.

"Por ejemplo, las relacionadas con cuestiones audiovisuales como las web de determinados establecimientos turísticos que no son accesibles, la falta de rampas cuando hablamos de personas con movilidad reducida, o de apoyos audiovisuales para personas sordas o ciegas", apunta.

Villarino reivindica que cualquier persona con discapacidad pueda acceder al ocio y al turismo, y si bien "a veces" parece que son derechos menos importantes, no es así porque "tienen el mismo derecho a disfrutar de sus días libres como los demás", insiste.

El colectivo -prosigue la directora ejecutiva del Cermi- cada vez es más conocedor de sus derechos, algo que hace años no ocurría e incluso entonces ni siquiera eran conscientes de que eran víctimas de la exclusión.

En los últimos meses varias organizaciones han denunciado la discriminación por parte de algunos hoteles que han impedido alojarse a grupos de personas con discapacidad.

A raíz de uno de estos casos, la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales de Castilla-La Mancha pidió el pasado mes de julio a la Fiscalía de Castellón que investigara la posible discriminación que sufrió un grupo de Tarancón (Cuenca) en un hotel de Peñíscola.

Villarino opina que en España se ha avanzado mucho en el reconocimiento de los derechos de las personas con discapacidad y en la adaptación de las instalaciones públicas y en este caso destaca el ejemplo de Renfe, del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) y de Aena.

A pesar del avance, por ejemplo, en las instalaciones aeroportuarias, Villarino lamenta que en algunos casos las compañías aéreas pongan problemas a este colectivo a la hora de embarcar. "Estos pasos hacia delante chocan siempre con la posibilidad de que se denieguen determinados embarques", subraya.

En el mismo sentido se pronuncia el presidente de la Red Española de Turismo Accesible, Diego González, quien especifica que el problema son algunas compañías aéreas que obligan a las personas con discapacidad a viajar con un acompañante pero no se lo comunican hasta que el propio viajero va a embarcar y ha hecho ya la facturación.

Para González, en España se están haciendo "muchísimas cosas" en favor del turismo accesible si bien apunta que como producto a nivel nacional es complicado porque, explica, un turista con discapacidad que quiera venir a España tiene que buscar información en las diferentes comunidades autónomas.

"Hay una dispersión de información tremenda", prosigue el presidente de la Red Española de Turismo Accesible, quien agrega que, a su juicio, en España no hay una estrategia "bien definida" sobre esta materia.

Enlaces recomendados: Premios Cine