Las universidades isleñas son las que más fondos han perdido en dos años

El sistema de educación superior del Archipiélago recibe un 50% menos pero gasta un 2,4% más

05.08.2013 | 12:18

Los recortes presupuestarios han hecho perder a las dos universidades del Archipiélago casi un 50% de sus ingresos en dos años. El último informe de la Fundación Conocimiento y Desarrollo (CyD) coloca al sistema de educación superior de las Islas a la cabeza en reducción de transferencias de capital en sus presupuestos. Según refleja el documento, este apartado –que se refiere en su mayoría a fondos de la Administración pública– se ha visto reducido de 2009 a 2011 en un 49,3%, solo por detrás de la Comunidad Valenciana y La Rioja.
El informe de la Fundación Conocimiento y Desarrollo, que pretende analizar el impacto de las restricciones presupuestarias en las universidades públicas, revela que –pese a la importante reducción de la financiación pública en Canarias– las dos universidades presentan una de las menores disminuciones en cuanto al gasto: en esos dos años, la Universidad de La Laguna (ULL) y la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (Ulpgc) solo desembolsaron un 2,44% menos, resultado de las duras políticas de ajuste en ambos centros.
Las cifras indican que la mayor variación se produjo en la Ulpgc, centro que perdió en dos años el 55% de sus transferencias de capital, frente al 44,8% de reducción de la Universidad de La Laguna. Se trata, no obstante, del único epígrafe de ingresos no financieros en el que Las Palmas pierde más que La Laguna que, sin embargo, aumenta en gastos.
Según los datos de la CyD en la distribución de las partidas públicas por estudiante, al menos en las relativas a 2010, no queda tan mal parada la financiación del sistema universitario canario, aunque con evidente disparidad entre las dos universidades. Así, la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria recibió 7.768 euros por estudiante, 2.000 más que la inversión por matriculado en insti tución de La Laguna. La diferencia entre ambos centros canarios se acentúa al comparar el gasto corriente por alumno: en la Ulpgc la cifra asciende a 8.558 euros y en la ULL a 6.143 euros.
Además, a pesar de las previsiones de aumento tras la subida del precio de las tasas, las universidades canarias en su conjunto han perdido ingresos provenientes de la matrícula, reducción argumentada con la disminución de estudiantes. En general, el incremento medio anual de los precios públicos universitarios en dos años en el Archipiélago es de un 1,9% en el caso de títulos de primer y segundo ciclo, cantidad que en el último curso se eleva hasta el 42% en el caso de grados. Aún así, la ULL ha dejado de ingresar un 6,1% mientras que la institución grancanaria logró recibir un poco más: un 1,7%.
En cuanto al gasto en personal a tiempo completo, ambas universidades canarias se mantienen equilibradas, con unos 400 euros de diferencia. Así, el centro lagunero destina por docente o miembro del personal de administración y servicios un total de 49.541 euros frente a los 49.106 euros en la institución grancanaria. Todo ello a pesar de que la mayor reducción de gasto en los dos centros universitarios se produjo en el capítulo de personal, con un 3,3% menos en dos cursos.
Con estas cifras, las universidades canarias apenas han podido ofrecer unas cuentas viables en términos económicos, aunque al menos presentan una tasa positiva. El documento de la Fundación Conocimiento y Desarrollo explica que la viabilidad financiera de las instituciones se analiza mediante el saldo presupuestario global, que incluye las operaciones de capital y las financieras. La tasa de ahorro, que mide la diferencia entre ingresos y gastos, implica que cuanto mayor sea, mayor será la viabilidad de las instituciones. En Canarias, ninguna de las dos universidades alcanza la media estatal. Si en el territorio nacional la tasa es del 7,8%, en la ULL es del 6,55% y en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria del 6,35%.

Enlaces recomendados: Premios Cine