La Virgen de Los Reyes sube a La Dehesa

Las fiestas patronales de El Hierro concluyeron ayer entre el fervor de la población en el regreso de la imagen a su santuario, donde permanecerá hasta la próxima Bajada en 2017

04.08.2013 | 00:48
Dos momentos del recorrido en el Norte de la Isla con la entrega a San Andrés.
Dos momentos del recorrido en el Norte de la Isla con la entrega a San Andrés.

La Virgen de los Reyes regresó ayer a su Santuario de La Dehesa, después de haber pasado casi un mes en Valverde. En la tradicional subida de la Patrona herreña no faltó el fervor de la población de la Isla, bajo la atenta mirada de algunos turistas pero lejos de las miles de personas que asistieron a la Bajada del pasado 7 de julio.
El día comenzó con la Venia de Valverde a la Virgen a las 4:45 horas y posteriormente una misa a las cinco de la madrugada que estuvo llena de emotividad y fervor por parte de los numerosos asistentes que quisieron acercarse a la Iglesia de La Concepción para despedir y acompañar a la patrona en su camino de vuelta a su morada permanente. El vicario general, Antonio Pérez Morales, ofició la misa donde destacó que "los herreños estamos terminando de cumplir un compromiso votivo de antaño que nosotros hemos aceptado con gozo y que pretendemos legar a las generaciones futuras respetado en su esencia".
Asimismo, Pérez Morales quiso agradecer la profesionalidad de todas las personas implicadas en la organización y celebración de la Bajada 2013, así como el fervor, dedicación y cariño que el pueblo de El Hierro y visitantes han mostrado a la Virgen de Los Reyes. La salida de la Madre Amada se produjo a las seis de la mañana desde la Iglesia de La Concepción de la Villa de Valverde hacia las Cuevas de Lemus, donde el alcalde de la capital herreña, Juan Manuel García Casañas, retiró el bastón de mando a la Patrona. Durante el recorrido, la Virgen estuvo acompañada de numerosos fieles que contemplaron emocionados como la Patrona abandonaba la Villa, además de San Isidro, San Telmo, San Lorenzo y San Juan y con la presencia, entre otros, del presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, y el jefe del Cabildo de El Hierro, Alpidio Armas.
Al amanecer se produjo la llegada a Tiñor, que recibió a la imagen con repique de campanas. Desde ahí, y tras un breve descanso, continúa su camino hasta Tejegüete, donde tuvo lugar la entrega al pueblo de Norte por los bailarines de Valverde, que la lleva hasta las Cuatro Esquinas.
Tras un descanso para desayunar, la Virgen de los Reyes pasa, en sentido inverso a la Bajada, de manos de pueblo a pueblo, hasta que la comitiva llegó a la Cruz de Los Reyes donde se dieron cita los habitantes de la Isla y visitantes para festejar a la Patrona.
Una vez concluido este acto, se continua por la carretera y el camino hacia Binto y la Cruz de Los Humilladeros recorriendo el duro trayecto de la Subida hasta llegar por la tarde, sobre las 20:00 horas, a la morada permanente de la Patrona, el Santuario de La Dehesa.
A lo largo del trayecto, la Madre Amada lució un traje en tonos beige claro que en su día fue regalado por una familia del pueblo de El Mocanal. Además, la Patrona de El Hierro estuvo cubierta por un manto azul y dorado. La imagen de la Virgen de los Reyes permanecerá en su Santuario hasta la próxima Bajada que se celebrará en 2017.
El alcalde de Valverde, Juan Manuel García Casañas, señala que la Subida es un día especial porque es la fecha en que la Virgen de Los Reyes vuelve a su Santuario de La Dehesa acompañada por miles de personas para pasar allí los próximos cuatro años, "con la satisfacción de los vecinos y vecinas de Valverde de haber cumplido con el Voto establecido en 1741".

Enlaces recomendados: Premios Cine