Entre la esperanza y el recelo

La sociedad canaria ve en el mensaje del Papa un paso hacia el aperturismo y la modernización de la institución, aunque algunos lo consideran "una estrategia"

04.08.2013 | 00:48

Entre la esperanza y la incredulidad. Las intervenciones del Papa Francisco en Río de Janeiro durante su viaje de encuentro con lo jóvenes han provocado una inmensa ola de reacciones. Su mensaje, a favor de una Iglesia más cercana y tolerante y con referencias a asuntos tan controvertidos como el de la homosexualidad, el papel de la mujer o la laicidad del Estado, supone un evidente cambio de estilo en la institución católica en los últimos tiempos. Distintos colectivos consultados por la opinión de tenerife, elegidos entre distintos ámbitos de la sociedad, coinciden en la evidencia del cambio. Aunque algunos recelan de él y lo ven más como una "estrategia" para evitar la perdida de fieles.

E Jesús Mendoza, prior de la Basílica de Candelaria. "La Iglesia vuelve estar donde debía, que no es en otro sitio que cerca del pueblo". El prior de la Basílica asegura que el cristianismo está viviendo con el Papa Francisco una auténtica "primavera de esperanza". "En la Iglesia somos más pueblo que clero y por fin volvemos a acercarnos a los nuestros", destaca Mendoza. Al prior, el Pontífice no deja de sorprenderle. "De Brasil me ha impresionado su valentía, su claridad y su postura ante ciertos temas", revela. Mendoza habla de que Bergoglio "dice lo que tiene que decir y cuando lo tiene que decir". Y además, no "sin ton ni son". "No me cabe la menor duda que todo lo que afirma el Papa lo ha reflexionado antes", garantiza. ¿Se vislumbra un cambio en la Iglesia? "Cambio no, vuelta a los orígenes, a valorar la persona que se tiene delante independientemente de que camine con el pie derecho o el izquierdo", sentencia Mendoza.

E Andrés Brito, teólogo. "Francisco se está convirtiendo en un referente moral a nivel global, en el párroco del planeta". El teólogo Andrés Brito destaca que en menos de seis meses, el Papa ha cultivado un liderazgo espiritual en todo el mundo. Y su afirmación la basa en hechos. "Que casi cuatro millones de personas hayan participado en la misa de clausura de la JMJ indica el formidable poder de convocatoria del Pontífice", explica Brito. Para el especialista en religión, Bergoglio habla, sobre todo, con su lenguaje no verbal. Sus sonrisas, sus caricias, sus besos, pulgares hacia arriba o bendiciones. "Basta mirarle para darse cuenta de que está sabiendo combinar la enseñanza de la Iglesia con un estilo cálido al dirigirse a las personas para hablarles más de la misericordia de Dios que del cumplimiento estricto de la norma", concluye el teólogo.

E Jesús Daniel González, párroco más joven de Tenerife. "Se está produciendo una apertura a valorar más a la persona humana por encima de todas las cosas". Jesús Daniel González, el párroco más joven de la Isla, resalta el cambio que está tomando la Iglesia con Francisco. "El ser humano es frágil y puede cometer errores, pero lo importante es valorarlo por quien es", asegura González. No obstante, este cura destaca que el mensaje del Santo Padre no es "nada nuevo". "Está en el evangelio, pero a veces es importante que alguien nos lo recuerde", añade. La sencillez y la cercanía, sus puntos fuertes. "El Papa nos sorprende día a día con su actitud abierta", reconoce González.

E Alejandro Abrante, seminarista y profesor de religión. "Este es el Papa que necesita la Iglesia, alguien cercano y con carisma, que da ejemplo de lo que predica". El seminarista Alejandro Abrante reconoce que Francisco es el director de batuta que precisa el cristianismo. "Los fieles lo vemos con esperanza, por fin nos representa alguien con actitud abierta, que escucha y dialoga", detalla el también profesor de religión. No obstante, Abrante apunta que la Iglesia ya "ha cambiado desde hace mucho tiempo". "En su fuero interno, el cristianismo se ha renovado, lo que ocurre es que aquellos pocos que siguen con el mismo discurso son los que tienen más influencia y los que son escuchados", explica. Para el seminarista, existe un debate interno en la Iglesia para exigir más. "Ya era hora de que la Iglesia movilizara a la gente y les dijeran que hay que salir a la calle a luchar por sus derechos", afirma. Es más, Abrante es de los que piensa que "hay que moverse por todos los temas". "Me gustaría que los obispos se movilizaran tanto como lo hacen para cuestiones como el aborto para protestar por los recortes o el paro", concluye.
E Asociación de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersexuales de Canarias (Algarabía). "No nos creemos el mensaje del Papa, la Iglesia sigue fomentando el odio hacia las minorías". Desde la Asociación Algarabía de Canarias aseguran que con Francisco "tampoco cambiará nada". "Para que la concepción de los homosexuales dentro del cristianismo cambie hace falta un camino muy largo y se tendrá que hacer presión desde dentro", explican en el colectivo. No obstante, la Asociación reconoce que este comportamiento viene "desde la institución". "En las personas de a pie no pasa lo mismo, hay mucho más respeto y tolerancia", apostillan.

E Ana Hernández, presidenta de la Asociación feminista Mercedes Machado . "Parece que la Iglesia da pasos en temas tan polémicos como la homosexualidad, pero lo único que no pueden asumir es que la mujer tenga poder". La asociación canaria de feministas Mercedes Machado critica las declaraciones de Francisco en Brasil, en las cuales cerraba la puerta al sacerdocio femenino. "Nos parece una barbaridad que no puedan admitir que las mujeres somos tan personas como los hombres y también podemos asumir el mando de instituciones religiosas", reprocha su presidenta, Ana Hernández. Desde este colectivo denuncian que el mensaje del evangelio no se reinterprete (como ha hecho en otras cuestiones) y las mujeres tengan las mismas oportunidades que los hombres. "En este tema siempre van para atrás", sentencia Hernández.

E Sergio Medina, secretario general de Juventudes del PSOE en Canarias . "Las declaraciones del Papa a su vuelta del viaje en Brasil son un varapalo para la Conferencia Episcopal y sobre todo, para Rouco Varela". El secretario de las juventudes socialistas en el Archipiélago asegura que Rouco Varela "no debe estar contento". "Lo que dijo Francisco habrá caído como jarro de agua fría en la Conferencia Episcopal, más aún viniendo de casa y de su máximo mandatario", afirma Medina. En cuanto a las palabras del Santo Padre sobre la laicidad del Estado, el socialista resalta que "ya iba siendo hora de que la Iglesia dijera lo que todos los españoles pensamos, que no es otra cosa que la religión no tiene que meterse en la creación de las leyes". Sin embargo, el mensaje de respeto hacia los homosexuales no se lo cree. "Me parece una estrategia de cara a la galería, no va a cambiar nada, ya tenemos asumido que la Iglesia va por detrás de la sociedad en muchos aspectos", concluye Medina.

E Quino Guerra, párroco tinerfeño "El Papa Francisco da ejemplo con lo predica". Quino Guerra asegura que el nuevo Pontífice trae esperanza y alegría a la Iglesia. "Habla claro, con sencillez y transmite una vitalidad que hacía tiempo que no veía", afirma el cura tinerfeño. Un mensaje en el que Quino, como muchos de los fieles, ve algo "que parecía olvidado". "El Pontífice nos recuerda que la persona es lo más importante, algo que a veces se nos olvida", añade. Para el cura, estas Jornadas en Brasil han sido "una gozada para todos los cristianos".

Enlaces recomendados: Premios Cine