El Gobierno canario halla mala praxis en las adopciones

Los técnicos sociales exigían entre 6.000 y 8.000 euros ahorrados para optar a la idoneidad

03.08.2013 | 01:06

Algunos trabajadores sociales del Gobierno de Canarias han incurrido en una irregularidad en el ejercicio de sus funciones al informar a las personas que desean adoptar hijos de que tienen que tener ahorrados entre 6.000 y 8.000 euros para obtener la idoneidad como adoptantes.
Este proceder, no sujeto a ley alguna ni tampoco a un ningún cambio de criterio del Gobierno regional, ha estado teniendo lugar durante las primeras charlas a las que acuden los solicitantes de adopciones, en la segunda planta del edificio Príncipe Felipe, situado en la calle San Sebastián de Santa Cruz de Tenerife.
Allí, hasta hace escasamente una semana, trabajadores sociales que atienden a los ciudadanos con deseos de formar una familia han estado repartiendo junto a la documentación habitual un folio suelto en el que se explicaba qué ingresos económicos básicos debían tener los futuros adoptantes, además de los ahorros de los que tenían que disponer para conseguirla idoneidad.
Según estos datos, los ahorros aproximados para adoptar un hijo deben alcanzar los 6.000 euros si se trata de un solo solicitante, o de 8.000 euros si es una pareja.
Sin embargo, la Dirección General de Dependencia, Infancia Familia del Gobierno de Canarias, que ha descubierto esta irregularidad hace tres días, informa de que los ahorros no están dentro de los criterios que se tienen en cuenta a la hora de dar la idoneidad, por lo que las personas que quieran adoptar no deben preocuparse por eso.
"Hemos visto que esta práctica estaba siendo común entre algunos técnicos, aunque gracias a Dios de forma aislada, y lo hemos anulado sobre la marcha", informó ayer el director general de la citada área gubernamental, José Gilberto Moreno García.
No obstante, esta actuación de la Dirección General no es suficiente, ya que el problema está en el número de personas que habrán desistido de formar una familia al no poder ahorrar 6.000 u 8.000 euros, y menos en una época de crisis como la actual, y en el número de ciudadanos que habrán pedido un crédito para disponer de esas cantidades. Por eso, Moreno explicó que se está estudiando la mejor forma de poder comunicar a la sociedad canaria lo sucedido. "Es un disparate porque afecta a las expectativas de las parejas o de las personas que vayan a adoptar. Además, esto se queda marcado de por vida", explica el director de Dependencia, Infancia y Familia en referencia al golpe que supone para los adoptantes no poder formar sus propias familias al no disponer de ese dinero ahorrado.
A la hora de determinar si una persona o pareja son aptos para adoptar sí se tiene en cuenta su situación socioeconómica, pero referida a la disponibilidad de unos ingresos mensuales suficientes para atender las necesidades de uno o varios hijos. Y, en todo caso, "los requisitos para ser familia no pasan precisamente por lo económico", indica Moreno García, sino que hay otros muchos aspectos que se tienen en cuenta, como el informe psicológico. "Así, con todo sobre la mesa, se designa la idoneidad o no".

Enlaces recomendados: Premios Cine