Un barco isleño halla por primera vez orcas que comen crías de zifios

El descubrimiento confirma la hipótesis del camuflaje acústico

03.08.2013 | 00:30

Un grupo de orcas ha sido avistado en aguas de La Palma mientras se alimentaban de cetáceos, en concreto, de dos crías de zifio, en lo que supone la primera observación mundial de un ataque de este tipo. El ataque fue observado el 29 de julio por José Ramón Roca, capitán del barco Fancy II que, junto con el Fantasy, se dedica a la búsqueda y observación de cetáceos en la Isla bonita, y que además suministra a los biólogos e instituciones científicas los datos de la ruta, posición, número de ejemplares y de crías, así como su comportamiento.
Este caso fue "muy emocionante", explica a Efe José Ramón Roca, porque navegaban junto a la zona de la Cueva Bonita, una impresionante gruta volcánica en la costa de Tijarafe, mientras observaban a unos delfines mulares. Al continuar navegando el capitán se percató de que había una estela en el agua y cuando vio las siluetas, tuvo la corazonada: "ahí hay orcas".
Primero vio una, luego otra más distanciada y finalmente, apareció una cría de gran tamaño. Entonces comenzaron a observarlas y filmarlas y al rato, emergió una orca "con medio zifio en la boca, que se tragó, y luego escupió la cabeza", que recogieron los miembros del Fancy II para su estudio, mientras que otra cabeza –de otra cría de zifio– quedó flotando.
Tristeza
Lo más triste, lamenta José Ramón Roca, "es que una semana antes habían avistado un grupo de siete zifios, cinco adultos y dos crías", y sospecha que a partir de ahora no verá a estas dos últimas.
Natacha Aguilar de Soto, bióloga del Grupo de Investigación en Biodiversidad, Ecología Marina y Conservación de la Universidad de La Laguna, señaló a Efe que hay dos grandes tipos de orcas: las que se alimentan de peces y las que cazan otros mamíferos marinos, como focas, delfines o incluso grandes ballenas.
"En Canarias se han observado interacciones de las orcas con la pesca del atún y, por tanto, se pensaba hasta ahora que las únicas orcas que pasaban por el Archipiélago eran las que se alimentan de peces", aclara la bióloga. Pero en esta ocasión, las orcas se estaban alimentando de cetáceos, fenómeno que ocurre por primera vez en las Islas.
La investigadora Natacha Aguilar de Soto y otros autores han publicado un artículo en la revista Marine Mammal Science en el que explican la hipótesis de que el comportamiento silencioso de los zifios en superficie se debe a un "camuflaje acústico" para evitar ser detectados por las orcas, que tienen un gran sentido del oído como todos los cetáceos.
"El registro por el Fancy II de un ataque de orcas a crías de zifios es el primero de este tipo en el mundo y ha confirmado esta hipótesis", precisa la bióloga.

Enlaces recomendados: Premios Cine