Precaución, parto a bordo

Una tinerfeña da a luz en su vehículo gracias a la asistencia telefónica de una médico del Servicio de Urgencias Canario

01.08.2013 | 23:51
Médico coordinadora del SUC que prestó teleasistencia en el parto.
Médico coordinadora del SUC que prestó teleasistencia en el parto.

La noche del pasado martes una pareja se dirigía con su vehículo al Hospital Nuestra Señora de La Candelaria por el inminente parto de su segundo hijo. El coche se quedó sin batería a la altura de las Caletillas y el padre solicitó al Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (Cecoes) una ambulancia para trasladar a la madre. Sin embargo, el parto acabó produciéndose dentro mismo del vehículo familiar, pues no dio tiempo a que el vehículo de emergencia llegara hasta donde se hallaban antes de que naciera el bebé.
Sin embargo, los nuevos padres contaron con la ayuda de una médico del Servicio de Urgencias Canario, que mediante teleasistencia fue indicando al padre todos los pasos que tenía que seguir para que el alumbramiento se desarrollara sin problemas. Cuando la ambulancia llegó, el equipo médico procedió a cortar el cordón umbilical y tras comprobar que tanto la madre como el recién nacido estaban bien continuaron con su traslado al centro hospitalario.
Carlos López, médico coordinador del Servicio de Urgencias Canario, explica que es importante que la población sepa que existe este tipo de servicios y que si llaman por una situación similar "tendrán a su disposición una sala de profesionales para atenderles por teléfono". "Lo normal es que el médico que está al otro lado del teléfono les haga muchas preguntas para hacerse una idea de la situación", expone, "y de esta manera valorar si el parto es inminente". Lo más importante es mantener la calma, "para poder ayudar en la emergencia", sostiene. El facultativo apunta que si todavía la parturienta no tiene contracciones cada cinco minutos, lo mejor es tumbarla, –para que la fuerza de la gravedad no empuje al bebé– y de esta manera dar tiempo a que llegue la ambulancia medicalizada.
Sin embargo, si el parto es inminente y ya asoma la cabeza del bebé se debe presionar ligeramente por la palma de la mano para evitar que salga con mucha presión y pueda ocasionar daño a la madre, "ya que si la cabeza sale de repente se puede desgarrar", explica. Cuando haya salido hay que comprobar que el niño no tenga el cordón umbilical entorno al cuello. "Esto es muy importante, porque si no lo evitamos el niño puede asfixiarse", asegura el médico.
Cuando el bebé sale, hay que intentar arroparlo lo más pronto posible, "también se debe poner encima de la madre para que ella le proporcione calor". El cordón umbilical no debe cortarse, "tan solo se debe hacer un nudo", explica Carlos López, y esperar a que lleguen los servicios de emergencias si todavía no hubiesen llegado al lugar.

Enlaces recomendados: Premios Cine