Sanidad atendió a más de 12.000 drogodependientes isleños en 2012

La memoria de la Consejería indica que el perfil del toxicómano canario es un varón de 42 años, desempleado, que consume al menos dos sustancias a diario

31.07.2013 | 23:51

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias atendió durante todo el año pasado a 12.632 personas drogodependientes, en los distintos programas de atención a las adicciones, puestos en marcha por el Ejecutivo regional. La memora de intervenciones en materia de drogodependencia, presentada ayer en Santa Cruz de Tenerife, indica que el perfil del consumidor de sustancias estupefacientes en Canarias es el de un varón de 42 años, que está desempleado y vive en una isla capitalina. Se trata de un policonsumidor que diariamente consume, al menos, cannabis y alcohol y cuya formación llega hasta la primera etapa de la Educación Secundaria.
La memoria de actuaciones fue presentada por el director general de Salud Pública, José Díaz Flores, y el jefe de Servicio de Atención a las Drogodependencias, Baltasar Fernández. Éste último se encargó de exponer los datos recogidos en el documento que se dividen en tres sectores: actividades de asistencia, prevención y formación.
Dentro de la primera, las Unidades de Atención a las Drogodependencias dieron tratamiento en 2012 a 5.147 personas con adicciones, a través del Programa de Sustitutivos de Opiáceos, conocido como programas de mantenimiento con metadona. Por otro lado, el Programa Libre de Drogas, orientado a la abstinencia del paciente, atendió a 7.485 personas el pasado año. En las tres Unidades de Desintoxicación Hospitalaria, localizadas en Tenerife, Gran Canaria y Lanzarote, recibieron tratamiento 545 personas, mientras que las Unidades Residenciales de Atención al Drogodependiente prestaron servicio 538 pacientes.
Admisiones
En 2012 se aceptaron 5.721 admisiones a tratamiento ambulatorio por abuso o dependencia de sustancias psicoactivas. Este indicador expone que la amplía mayoría de las peticiones de tratamiento fueron hechas por hombres, un 84,3%, frente al 15,6% de las realizadas por mujeres. En cuanto a los datos por provincias, las dos registran niveles similares, Las Palmas acoge el 52,5% de las solicitudes, frente al 47,4% que recibe Santa Cruz de Tenerife.
El director general de Salud Pública, José Díaz, expresó que el conducto habitual por el que estas personas requieren la asistencia es la derivación por parte de los ambulatorios a los diferentes programas que se desarrollan en las Islas para atenderlos. En este sentido Díaz apuntó que en las Islas existen 31 unidades de atención al drogodependiente, seis unidades residenciales, tres centros de día y tres unidades hospitalarias, para asistir a aquellas personas que necesiten tratamiento. Además, existen servicios de formación y orientación en los ayuntamientos.
Según la sustancia que motivó la solicitud de tratamiento, el cannabis y sus derivados fueron los que suscitaron un mayor número de peticiones, 29,5%, por delante del alcohol, 26,6%, la cocaína, 20,4%, y la heroína, con el 16,5%.
Los periodos de edad también son un factor determinante sobre qué tipo de droga motivó más peticiones de tratamiento. En los pacientes de edades comprendidas entre los 16 y los 29 años, la principal sustancia es el cannabis. En la treintena hay una mayor demanda por el consumo de cocaína. Sin embargo, los demandantes de entre 38 y 41 años suelen consumir con más frecuencia heroína. El alcohol fue la principal sustancia por la que demandaron tratamiento las personas con edades comprendidas entre los 45 y los 65 años. La mayoría de los demandantes, el 67%, eran politoxicómanos, y consumían al menos dos tipos diferentes de sustancias estupefacientes.
En cuanto a las actuaciones de prevención se han dirigido: al sector educativo, en el que se impartieron 33 programas, en los que participaron más de 41.000 alumnos; el familiar, en el que 1.293 padres pudieron beneficiarse de los 13 programas de prevención que organizó la consejería; el ámbito laboral, en la que la actuación más destacada fue la continuidad de la Mesa intersectorial, en la que los sindicatos, empresarios y administraciones intentan prevenir el consumo desde el lugar de trabajo; en el ámbito de ocio y tiempo libre, se organizan actividades que constituyan una alternativa al consumo. La Consejería también desarrolló en 2012 campañas en los medios de comunicación.
Por otro lado, la Consejería de Sanidad también impartió 24 cursos de formación dirigidos a profesionales asistenciales, que tratan de manera directa con los drogodependientes, en los que participaron 1.046 personas.
El director general comparó las conclusiones de la memoria presentada ayer, con las de 2011, en la que no se han producido grandes cambios numéricos, aunque sí se ha notado "un pequeño descenso en la demanda", ha asegurado. Díaz destacó que en Canarias se ha estancado la tendencia al alza del consumo de drogas e incluso ha decreció en algunas sustancias.

Enlaces recomendados: Premios Cine