El acusado de matar a un hombre en La Palma alega defensa propia

Admite que fue a casa de la víctima a por droga y que se produjo una pelea

 02:15  
El acusado, a la izquierda, escucha la intervención del juez de la Sección Sexta de la Audiencia Provincial.
El acusado, a la izquierda, escucha la intervención del juez de la Sección Sexta de la Audiencia Provincial.  j.l.g.

HARIDIAN DEL PINO
SANTA CRUZ DE TENERIFE
El acusado de matar a un hombre en La Palma admitió ayer ante un tribunal popular que acudió a la casa de A.E.G.P. (el fallecido) para que éste le vendiera un gramo de cocaína. Reconoció también que se produjo una pelea entre ambos cuando A.E.G.P. intentó agredirle con un cuchillo y que llegó a temer por su vida. Sin embargo, el presunto asesino negó que fuera el autor del crimen, pero precisó que no habló de la reyerta cuando le interrogaron porque "estaba asustado".
L.M.C.L. es juzgado en la Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife como presunto autor de un delito de asesinato cometido en Los Llanos de Aridane, en La Palma, el 14 de febrero de 2010. Por este delito, el Ministerio Fiscal solicita que le sea impuesta una condena de 18 años de prisión y una indemnización de 120.000 euros. Una pena que se alarga hasta los 22 años de prisión y 230.000 euros de compensación para sus familiares, según el escrito de la acusación particular.
A pesar de que el acusado negó haber cometido el asesinato, tanto la Fiscalía como la acusación particular explicaron que "el 14 de febrero de 2010, L.M.C.L. llamó en tres ocasiones a la víctima para que ésta le vendiera cocaína pero ante su negativa porque le debía 120 euros, el presunto asesino se presentó en el domicilio del fallecido con un cuchillo de grandes dimensiones con el que le atacó por la espalda y le asestó ocho puñaladas que atravesaron el corazón, el pulmón y hasta le rompió algunos huesos. Además, A.E.G.P., que consumía y distribuía droga al haber perdido su empleo, fue degollado".
Tras cometer supuestamente el delito, L.M.C.L. buscó droga en la vivienda de la víctima pero, al no encontrarla, la abandonó para dirigirse a su casa, donde puso a lavar la ropa manchada de sangre y tiró los tenis que llevaba puestos, así como el arma homicida al contenedor de basura. También se desprendió del móvil de la víctima que arrojó a un barranco.
La fiscal aseguró: "Posteriormente el acusado se dirigió a un bar para ver un partido de fútbol, preparó su coartada. Además, llamó por teléfono a la persona con la que se había tropezado en las escaleras de la vivienda de la víctima antes de asesinarla. Fue al entierro de la víctima y le dio el pésame a la familia. Sólo cuando todas las pruebas le inculpaban, reconoció los hechos".
"Estaba muy asustado"
No obstante, L.M.C.L. confesó que llamó en tres ocasiones a A.E.G.P. y que acudió al domicilio de la víctima dos veces. Según, las explicaciones del presunto asesino fue la segunda vez que visitó a la víctima cuando éste le insultó y cogió un cuchillo de la cocina con el que intentó agredirle.
"Cuando llegué a la casa, estaba muy agresivo, siempre se ponía así cuando bebía, y se notaba que estaba a gusto. Cogió un cuchillo de la cocina con el que intentó agredirme por lo que forcejeamos entre la cocina y el salón. Cuando intentaba quitarle el cuchillo, que no era de grandes dimensiones, me hizo un corte en la mano y noté cómo se le clavaba en algunas ocasiones", relató el acusado.
L.M.C.L. aseguró que cuando logró quitarle el cuchillo a la víctima lo dejó tumbado en el suelo. "Estaba muy asustado pero como la herida de la mano me sangraba tanto, busqué algo con qué curarme", añadió. De la misma manera, también reconoció que antes de abandonar la casa de la víctima buscó droga en un mueble de la vivienda.
El presunto asesino, quien se negó a responder a las preguntas de la acusación, explicó a la fiscal que llevaba un guante de látex porque tiene una perra y recoge sus heces con ellos para no llevar bolsa. "Reconozco que cogí el cuchillo y el móvil. He deshice de ellos igual que tiré los tenis al contenedor y lavé la ropa para que ni mi mujer ni mis hijos me preguntaran qué había pasado. Estaba muy mal, muy nervioso. Nunca había pasado por una situación como esa".
Sin embargo, L.M.C.L. afirmó que nunca tuvo a la víctima de espaldas y negó que le hubiera degollado. También insistió en que ni tocó ni movió a A.E.G.P. "Me enteré de que estaba degollado cuando me lo comentó mi abogado, hasta entonces, sólo sabía que había muerto por los comentarios de los vecinos de la zona", añadió.
El acusado destacó su colaboración con la Guardia Civil y que había dado su ADN porque no tenía nada que ocultar. "Fui al entierro porque era mi amigo", agregó
La sesión de ayer concluyó con la declaración de L.M.C.L. pero el juicio se retomará hoy cuando comparecerán los 22 testigos que presentan ambas partes.

  HEMEROTECA
  LA SELECCIÓN DE LOS LECTORES
 LO ÚLTIMO
 LO MÁS LEÍDO
 LO MÁS VOTADO

Suplementos

 
 
  CONÓZCANOS:  CONTACTO |  LA OPINIÓN |  LOCALIZACIÓN     PUBLICIDAD:  TARIFAS |  CONTRATAR  
laopinion.es es un producto de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de laopinion.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 

  

Aviso legal
 
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca | El Diari  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  |  La Nueva España  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya