Los recortes impiden que se acabe la obra de la Facultad de Bellas Artes

La ULL negocia el pago de los 10 millones que debe a la empresa que construye el edificio

 01:53  
Estado actual del nuevo edificio previsto para la Facultad de Bellas Artes.
Estado actual del nuevo edificio previsto para la Facultad de Bellas Artes. josé luis gonzález

MARÍA PLASENCIA
SANTA CRUZ DE TENERIFE
Cinco años aguardando una mudanza, y ahora la Facultad de Bellas Artes tendrá que seguir esperando. La obra no podrá concluirse, aunque según señala el decano del centro, Alfonso Ruiz, "se terminará el esqueleto". Los recortes del Gobierno central, que se suman al descenso de las inversiones en infraestructuras por parte del Ejecutivo canario, impiden que se pueda equipar el edificio y, por tanto, utilizarlo para la docencia.
Alfonso Ruiz asegura que en estos momentos se debe un total de 10 millones de euros a la empresa constructora del edificio y añade que "se está negociando con la compañía para concretar plazos de pago". Lo que sí parece más que probable es que en septiembre se paralizarán todos los trabajos. "La previsión más optimista indica que hasta dentro de dos años no se podrá retomar la obra", lamenta el decano de la Facultad de Bellas Artes.
Se trata de un paso ineludible para que los estudiantes y el personal puedan mudarse definitivamente a las nuevas instalaciones, cuestión que no podrá producirse hasta que no se dote a la Facultad del equipamiento necesario. "Nos harían falta dos millones de euros más", indica Alfonso Ruiz, quien resume que "la Facultad de Bellas Artes es la primera víctima de los recortes en la Universidad de La Laguna".
Prioridad
El nuevo edificio, que se construye en una parcela del Campus de Guajara, es la prioridad de la ULL en lo que a obras se refiere. El actual recinto en el que se imparte la titulación sufre tal deterioro que su decano augura que "cualquier día se viene abajo", por lo que en el caso de que al término de la recesión se inyecte más dinero a las arcas universitarias, la primera inversión en obras será para equipar Bellas Artes.
Las malas condiciones de la Facultad, que se sitúa en Santa Cruz de Tenerife, son el resultado del paso del tiempo y provocaron que en 2007 los alumnos protagonizaran un encierro en el Rectorado como medida de presión para obtener financiación para construir un nuevo edificio. De esa movilización surgió el compromiso del Gobierno de Canarias, cuyo consejero de Educación y Universidades era entonces Isaac Godoy, para aportar fondos a la infraestructura.
Sin embargo, no fue hasta la legislatura siguiente, ya con Milagros Luis al frente del área, cuando se firmó el plan de inversiones del que surge la financiación para la obra y cuando se comenzó a construir el edificio. Mientras tanto, el Ejecutivo autónomo destinó una partida adicional a obras de mejora en el viejo recinto, que incluyeron la impermeabilización de la azotea y la instalación de aulas modulares como acciones más costosas.
Fue la última vez que la Administración pública desembolsó fondos extraordinarios para el mantenimiento de la vieja facultad, según indicó el propio decano. Durante estos cinco años, con la previsión del nuevo edificio, "no se ha recibido más dinero que el viene determinado en los propios presupuesto", dice Ruiz, quien añade que "este año, en mayo ya se ha gastado toda la partida en arreglos". "La falta de lluvias nos ha beneficiado, pero a ver que pasa este otoño", añadió el responsable de la Facultad.
Resignado, Alfonso Ruiz entiende que no es un buen momento para exigir dinero a la institución académica o al Gobierno de Canarias "porque el debate y la preocupación está en si habrá despidos en la Universidad o en la propia facultad". Aún así, insiste en que "el problema que tiene Bellas Artes es grave porque ni si quiera se sabe cuánto va a recortar la Comunidad autónoma".
A la incertidumbre del porvenir más inmediato de la plantilla docente, al centro se le añade otra preocupación más inmediata: la subida de las tasas de matrícula. El Gobierno central ha aprobado como mínimo un aumento del 40% en los precios, incremento que según el Gobierno de Canarias es el que se va a aplicar en las dos universidades del Archipiélago.
Es precisamente esa subida en las tasas lo que ha provocado que al menos unos 80 estudiantes se mantengan encerrados en las viejas dependencias de la Facultad de Bellas Artes. Fueron unos 40 alumnos del centro los que iniciaron la protesta y según Ruiz "se han ido sumando de otras titulaciones". Allí permanecerán hasta el próximo martes como mínimo, cuando hay prevista una jornada de huelga en la educación.

  HEMEROTECA
  LA SELECCIÓN DE LOS LECTORES
 LO ÚLTIMO
 LO MÁS LEÍDO
 LO MÁS VOTADO

Suplementos

 
 
  CONÓZCANOS:  CONTACTO |  LA OPINIÓN |  LOCALIZACIÓN     PUBLICIDAD:  TARIFAS |  CONTRATAR  
laopinion.es es un producto de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de laopinion.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 

  

Aviso legal
 
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca | El Diari  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  |  La Nueva España  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya